Golpe amargo para Paz Padilla: sus compañeros le recriminan en directo ESTO y ella flipa…

El culebrón entre María Teresa Campos y Bigote Arrocet y el regreso de Jorge Javier Vázquez le han venido a las mil maravillas a Paz Padilla. La gaditana, harta de estar en la diana de Mila Ximénez, respira tranquila al comprobar cómo la ex de Manolo Santana ha cambiado de objetivo: ahora su enemiga pública número uno es Carmen Borrego. Pero de vez en cuando las rencillas entre Paz y Mila ven la luz. Ayer, por ejemplo, Paz se congració en los minutos finales de ‘Sálvame’ sobre el buen funcionamiento de su restaurante. Recuerden que solo cinco días después de la inauguración Padilla cerraba por sorpresa el negocio, aunque en las redes sociales lo puntualizó: “Me ha llamado la encargada de los Tunantes porque tenemos que cerrar mañana. Nos hemos quedado sin existencias. ¡Os lo habéis comido todo! ¡Ha sido todo un éxito!”.

paz-e1492553443989

Este discurso lo repitió ayer en su programa mientras aprovechaba la promoción gratuita para invitar a todos sus compañeros. “Al restaurante para promocionarlo nos invitas, pero a tu boda no“. Recuerden que cuando la gaditana se casó la mayoría de sus compañeros se enteraron por la prensa, pero Paz contextualizó la invitación: “A Belén se lo he dicho y todos lo saben: yo no necesitaría más publicidad. Es cierto que yo aprendí cosas de la boda”. Es decir, que la cómica asume su error y admite que ahora lo haría diferente si se volviera a casar, ya que se quitó de la cabeza invitar a sus compañeros para buscar una intimidad que no encontró por una razón…se enteró todo el mundo de todas las formas.

Sea como fuere, Paz se le ve ahora más cómoda pero aun así, tal y como desveló a ‘Diez Minutos’, ella cree que podría llegar a más en la profesión: “Creo que no he llegado a la cima. Yo he tenido épocas muy buenas, pero nunca he sido consciente de que estaba teniendo una buena época, porque como siempre pienso que esto se puede acabar… Lo que quiero es aprovechar el momento, aprender, disfrutar y ser consciente de que mañana a lo mejor no estoy aquí (…) Sé que soy feliz y que lo tengo todo. Ahora mismo tengo una vida estable y tranquila a nivel emocional, con mi niña… Pero la gente no me va diciendo por ahí: ‘¡Eres Top Ten!’”.

Pero hace pocos meses Jesús Mariñas le atribuía unas palabras contra sus compañerospor una supuesta persecución: “De entrada, no es que me lleve mal o no me entienda con el equipo. Sólo son mis compañeros de trabajo. Ni salimos juntos ni vamos a cenar. Siempre he mantenido ese distanciamiento, el mismo con el que hace 20 años decidí no conceder entrevistas. Por eso me dolieron las fotos que me robaron. Se dónde estoy y conozco a los colaboradores en lo bueno y en lo malo. Son muy distintos y eso es otro acierto del programa. Lidio como puedo”. Fuente  

Paz Padilla obligada a cerrar su nuevo bar por este absurdo motivo 

Comentarios