Guerra abierta en GH VIP. Alejando y Aída frente a Elettra y Daniela Blume

Aída Nizar te puede caer bien, mal o regular, pero es innegable que gracias a ella la casa de Guadalix de la Sierra está más interesante que nunca. El reality ha pasado de ser un paseo por el campo a una guerra abierta, donde no se hacen rehenes. No hay participante en la quinta edición de ‘Gran Hermano VIP’, salvo el productor musical Alejandro Abad, que no haya tenido sus más y sus menos con la vallisoletana, pero sus máximas enemigas siguen siendo Elettra Lamborghini y Daniela Blume, a las que odia con toda su alma. 

Todo comenzó, como no, con Aída hablando en tercera persona –está como una cabra– y calentando el ambiente con acusaciones a sus compañeros, a lo que Elettra, que es de mecha corta, saltaba para entrar en su enésima discusión con Nizar. Después se agregó Daniela, que intentaba dialogar –algo imposible en esa casa– y por último se unió Alejandro Abad, que fue el que más perdió los papeles cuando comenzó a gritarle: “¡Dime qué he hecho! ¡Dime qué he hecho, niñata!” a Elettra, que no se quedaba atrás y le decía, “así, ¡saca los cojones!”. Un auténtico circo de tres pistas.

¿Pondrán límites los responsables del programa a estas peleas o “todo vale por la (audiencia) pasta”? Habrá que esperar, pero no es descabellado pensar que, viendo como sube la intensidad en los últimos enfrentamientos, cualquier día crucen la línea y lleguen a las manos.

 

 

Comentarios