Hallaron una bola de pelo apelmazado, y al pasar una afeitadora descubrieron quién se ocultaba ahí

Hay animales domésticos que no tienen la suerte de vivir en un hogar, y por lo tanto se ven forzados a merodear en la calle. Allí, tienen una vida muy dura, y deben esforzarse a diario para encontrar un poco de alimento y agua para poder sobrevivir. Además, duermen y descansan donde pueden, y no siempre pueden improvisar lugares que les garanticen un poco de comodidad.

Hope For Paws

Además de pasar hambre y sed, está el problema de la higiene: no pueden recibir la necesaria para evitar problemas motivo por el cual es habitual ver a perros callejeros extremadamente sucios, malolientes y con mucha mugre pegada a la piel. Es el caso de Benji, nuestro protagonista de hoy.

Se trata de un perrito que había vivido toda su vida en la calle y que era, literalmente, una mata de pelo andante. La suciedad acumulada durante más de siete años formó gruesas notas en su pelaje, y además las pulgas se hicieron habituales en él.

Hope For Paws

Hope For Paws

Cuando los rescatistas de “Hope For Paws” fueron a buscarle, sucedió algo que también es muy común en este tipo de animales: tras una vida sin recibir amor, su primer instinto fue el de comportarse con agresividad, y sobre todo con mucho nerviosismo al no saber lo que estaba pasando.

Y es que Benji no estaba acostumbrado a recibir caricias… pero a los pocos minutos comenzó a confiar en los humanos que le estaban asistiendo.

Después de conseguir ganarse su confianza, estos voluntarios le llevaron a darse un baño, para poder por fin ponerse manos a la obra: había que quitar todo el pelo apelmazado, desparasitarlo y ponerle las vacunas correspondientes.

Hope For Paws

Hope For Paws

Hope For Paws

Hope For Paws

Afortunadamente, Benji se portó muy bien con el veterinario, y dejó que le rasuraran el pelaje. Posteriormente, se quedó la mar de tranquilo durante el baño, ya que ahora entendía que le estaban ayudando. En Hope For Paws no solo se preocuparon por su salud y aspecto físico, sino también por su corazón y su confianza en los humanos.

Hope For Paws

Hope For Paws

Hope For Paws

Hope For Paws

Finalmente, con la ayuda de una humana y dos perritos, Benji supo al fin lo que era tener a alguien que se preocupara de darle amor… y todo lo triste quedó en el pasado. A día de hoy está irreconocible, y es un gran perro que espera tener un hogar definitivo pronto.

Hope For Paws

Hope For Paws

Hope For Paws

Aquí podéis ver su historia:

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Comentarios