Indignación por un artículo de ‘The Times’ que insulta a los españoles con calificativos como groseros, impuntuales o maleducados

Hacer ruido, bueno o malo, pero ruido. Eso es lo que siempre se busca. “Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti” decía Oscar Wilde, y razón no le faltaba, más ahora que en Internet puedes encontrar más de 3.000 artículos completamente gratuitos que puedes leer a cualquier hora. ¿Entonces, qué podemos hacer para tener nuestro minuto de gloria en las redes sociales? Pues algo que nunca falla es meterse con las costumbres de los países vecinos. Es una apuesta segura con la que obtendrás la atención de mucha gente indignada que pedirá la retirada inmediata del artículo en cuestión. No falla. 

Chris Salam es un periodista británico que ha publicado un artículo en el medio The Times donde explica, con todo lujo de detalles y siendo muy faltón, cómo ser un buen español. Haslam es redactor jefe de la sección del viajes del periódico británico –un ejemplo que cualquiera, por inútil que sea, puede llegar lo bastante lejos– y lo primero que ataca es nuestra falta de puntualidad: “Ser español requiere un gran desprecio por la puntualidad. Llegar a cualquier lugar 30 minutos tarde se considera muy pronto y se ve como algo bastante grosero”. 

Pero hay más, mucho más. Leyendo la mala baba que derrama Salam en cada párrafo, cualquiera podría pensar que el periodista padece o ha padecido mal de amores causado por un español o española, y de ahí su odio. Sería otra explicación.

El británico seguía con sus consejos para adaptarse a la vida en España, y como no, llegó el momento de la siesta: “Dejar de hacer lo que estés haciendo para ir a tomar una cerveza y un bocadillo. Con eso deberías aguantar hasta el almuerzo, a las 2 de la tarde. Será un menú del día de tres platos, y tardará entre dos y tres horas. Luego, échate una siesta”.

Después sigue con que en los bares más que hablar, gritamos, (ellos son muy europeos hasta que se emborrachan como cubas, que es siempre) y también somos unos maleducados que no utilizamos ni el “por favor” ni el “gracias” en nuestro día a día: “Ser español implica entrar en un bar, besar y abrazar a completos desconocidos, gritar ‘oiga’ al camarero y arrojar cualquier cosa que no puedas comer o beber al suelo. Menos los vasos, eso es demasiado, pero puedes tirar los ‘por favor’ y ‘gracias’; son muy innecesarios”. 

A ver, está claro que lo que busca Salam es la polémica, y lo consigue porque son cientos los usuarios de Twitter que han puesto el grito en el cielo por las barrabasadas de este personaje. Y es que es (casi) imposible no entrar al trapo cuando sabes que ellos tienen bastante por lo que callar.

 

 

 

Comentarios