Indignación tras saberse que Romina mintió sobre la agresión de Saray en ‘Supervivientes’

Supervivientes 2018 está que arde: la semana ha sido una montaña rusa de emociones desde que el pasado domingo Adrián Rodríguez decidió marcharse voluntariamente del reality, y segundos después Saray Montoya anunció que también abandonaba.

Finalmente, a través del periodista Pepe del Real se supo que la que fuese protagonista de los Gipsy Kings rectificó, y la dirección del programa aceptó su decisión.

Sin embargo, al final el paso de Saray por el concurso no ha durado mucho:ha sido expulsada disciplinariamente por la organización tras agredir físicamente a Romina Malaspina.

Los hechos ocurrieron en la noche del miércoles y la organización apartó inmediatamente de la convivencia a Saray. El día siguiente, durante los primeros minutos de la gala semanal, el programa le ha comunicado a la concursante su expulsión disciplinaria.

Según el programa, la andaluza fue “objeto de provocaciones durante todo el día por parte de sus compañeros”, pero sobre todo por parte de Romina. Jorge Javier Vázquez ha explicado que “como en los deportes, la reacción se penaliza más que la provocación”. “La reacción de Saray fue desmedida”, añadió.

La concursante ha declarado que entiende perfectamente el castigo de la organización, aunque se ha defendido:

“No se puede estar machacando a una persona todo el día. He sentido desprecios, racismo, he sentido humillaciones, pero sobre todo he sentido que le han hecho daño a Raquel Mosquera.”

Sin embargo, ha afirmado que lo sucedido “no tiene excusa” y ha pedido disculpas.

Aunque Saray dijo que se descontroló, y la organización del programa ha contado que tiró del pelo a su compañera y le dio un pisotón, la argentina tiene una versión menos edulcorada de lo ocurrido.

Según contó Romina en directo, Saray la arrastró hasta tres metros, tirándole del pelo, y le pegó varias patadas… algo que Jorge Javier Vázquez se apresuró a desmentir en cuestión de segundos:

“Eso no es cierto, no continúes por ahí porque me voy a cabrear. Estás mintiendo. La descripción que haces de la agresión no se ajusta a la realidad. Ni hubo arrastro de tres metros, ni existieron las patadas. Es radicalmente mentira.”

Por su parte, Romina mostraba su sorpresa ante las palabras del presentador:

“Es una broma, ¿no?”

La concursante buscó la complicidad de sus compañeros, pero nadie confirmó la versión de la argentina hasta que al final fue Fernando quien lo confirmó: “Yo vi al menos una o dos patadas”, dijo.

En ese punto, el presentador volvió a desmentir las palabras de los concursantes alegando que se trató tan solo de un pisotón. Sin embargo, dado que no se han emitido las imágenes de la agresión, el público no ha podido comprobar quién dice la verdad.

Así se lo han tomado en las redes:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios