Intenta vender un WC de segunda mano y pasa lo que tenía que pasar

Con la llegada de Internet y las redes sociales no hay nada que no puedas vender. ¿Una máquina de coser de tu abuela con más años que el hilo negro? Al Wallapop. ¿Un cuadro que compraste en unas vacaciones en Benidorm y que duerme desde hace siete años en el trastero? También al Wallapop. ¿Has hecho reforma en tu cuarto de baño y te sobra un váter? Pues al Wallapop de cabeza. Claro que sí.

Lo importante es sacarte unos euros, aunque sean pocos, gracias a objetos que no usas y que te ocupan espacio en casa. Aunque en esto, como en todo, siempre existe una pequeña pega: acabar siendo trolleado vilmente por el resto de usuarios de la app de compra y venta. 

Una moda que está creciendo con miles de retuits es la de publicar el ZASCA que has dado –o te has llevado, en el peor de los casos– intentando rebajar el precio de un producto. Pero hay una que está gustando especialmente a los usuarios, y es una genial respuesta al vendedor de un WC de segunda mano. Si cuando compras un coche de segunda mano preguntas por los kilómetros, lo lógico es que cuando compres un inodoro preguntes por las cagadas, ¿o no?

Comentarios