Irma Soriano y Aída Nízar casi llegan a las manos y tienen que intervenir para evitar lo peor

Otra vuelta de tuerca para crear tensión entre los concursantes de la quinta edición de ‘Gran Hermano VIP’. Hace unos días nos preguntábamos hasta dónde llegaría esta escalada del “todo vale por la audiencia”, ya que las cosas se estaban calentando tanto que no era de extrañar que en cualquier momento dos habitantes de la casa de Guadalix de la Sierra tuvieran más que palabras.

Y ese día ha llegado, o casi. El programa, en otra genial idea, decidió que los familiares de los concursantes nominasen en su nombre. Esto provocó una tremenda pelea entre Irma Soriano y Aída Nízar que, si no hubieran estado presentes sus compañeros, habría llegado a la agresión.

El reality, que este año cuenta con la peor audiencia desde su estreno, está jugando con fuego, y parece que la polémica Aída Nízar tiene escrito un guión donde calienta a un compañero hasta que éste estalla. La última en caer en sus redes ha sido la buena de Irma Soriano que, después de aguantar un aluvión de gritos y reproches de Aída, saltó como un resorte cuando ésta nombró a su marido. Soriano se encaró con la vallisoletana, interviniendo sus compañeros para que la sangre no llegara al río. Y es que con la familia no se juega, Aída.

El presentador Jordi González explicaba después de este tenso momento el origen de la trifulca: “El punto de partida de esto es que la madre de Aída le ha dicho que Elettra le ha hecho vudú a Nízar. Y ha derivado en Irma”. 

Al programa se les está yendo de las manos este juego, y más pronto que tarde seremos testigos de una pelea física entre alguno los concursantes. Al tiempo.

Comentarios