Kiko Rivera vuelve a deslumbrar al posar sin camiseta y oficialmente ya parece que otra persona diferente

Para muchos, perder peso se ha convertido en un infierno de dietas que abandonan a los 15 días de empezar y en una montaña rusa de kilos perdidos y ganados que, casi siempre, termina con una tremenda frustración y con la nevera vacía. No son pocas las personas que encuentran en la comida un refugio del estrés del día a día, y los expertos indican que, en la mayoría de los casos, detrás de la obesidad existen causas que van más allá de que seamos de buen comer.

El caso de Kiko Rivera podría ser uno de ellos. El hijo de Isabel Pantoja ha perdido 25 kilos en los últimos seis meses después de someterse a una operación para ponerse una banda gástrica después de haber fracasado en mil dietas. El DJ ha concedido una entrevista en exclusiva a la revista HOLA donde confiesa que nunca fue capaz de seguir un plan de comidas y que por eso decidió someterse a una operación.

La banda gástrica se aplica mediante la colocación de una banda de silicona ajustable alrededor de la boca del estómago, se crea un pequeño reservorio gástrico que permite reducir las cantidades de alimentos y disminuir el apetito. Kiko explica que apenas la ha notado en su cuerpo: “Solo los primeros días sientes que tienes un cuerpo extraño, pero es solo hasta que te acostumbras, porque después ya puedes hacer una vida absolutamente normal”. 

El anteriormente conocido como ‘Paquirrín’ ha vuelto a colgar una foto en su Instagram en la que ya son muy visibles los cambios en su cuerpo, con el texto “Cree en ti. No dejes que te digan que no puedes. Feliz día de Andalucía! #kikorivera #nofilter” el mayor de La Pantoja quería felicitar a todos los andaluces en su fiesta.

Comentarios