La cita parecía ir bien hasta que después de unos cuantos toqueteos él confesó su inquietante secreto…

Ha habido muchas citas increíbles a lo largo de la historia de First Dates; nos viene a la mente la chica que hizo estos comentarios indignantes sobre Albacete, o el pobre chico al que humillaron así por parecer demasiado joven. También, hace poco, ocurrió lo nunca visto: una pretendienta tuvo un ataque de ansiedad, Sobera acabó haciendo de enfermero… y el pretendiente reaccionó de esta forma tan asquerosa.

Pero lo que no habíamos visto aún es algo como lo que ocurrió en este programa, donde Diego, que con 32 años llegó a First Dates tras escuchar a Carlos Sobera hablar de amor, reveló algo que dejó totalmente noqueado a su cita. Y eso que cuando llegó su cita, Dayra, ella no tardó en notar algo raro. Y es que la joven solo buscaba un chico sincero porque las mentiras “tienen las patitas muy cortas y se descubre todo.

Durante su presentación, el joven explicó que le gustaba hacerse toda clase de “arreglos como “bótox, Q10, colágeno, magnesio, vitaminas…“. Además de recordarse a través de post it que es “guapo” y “especial. Casi nada.

El chasco sucedió durante el encuentro final ante las cámaras. Cuando le preguntaron a Diego si tendría una segunda cita con Dayra, confesó: “ya tengo novia. A lo que ella le respondió: “Venimos a buscar el amor. Es algo incongruente“. Ella vio confirmadas las sensaciones que había tenido durante la cena:

“Tenía la sensación de que había algo. No sabía si era que no le gustaba o que tenía novia. No terminaba de decirme lo que quería decir.”

¿Y si revela el secreto al final del encuentro para evitar volver a ver a Dayra? Pues bien, ya a solar Diego explicó el motivo de ir con pareja a un programa como First Dates: no se quería cerrar a nuevas experiencias, y supuestamente a su novia no le importó que participará en el dating show. Fin de la cita.

En las redes, encantados:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios