La decisión de los hijos de Ángel Nieto con la herencia para acabar con las disputas familiares

Las redes se volcaron recordando a Ángel Nieto en el primer aniversario de su muerte.

El pasado 3 de agosto de 2017 el deporte español sufrió una trágica y repentina pérdida. El expiloto Ángel Nieto falleció en un hospital de Ibiza después de sufrir un accidente de tráfico, una noticia que dejó en shock a familiares, amigos y seguidores del mundo del motor.

Después de su fallecimiento, el 12+1 veces campeón del mundo recibió decenas de homenajes: desde un grupo de moteros rindiendo tributo a Nieto en el tanatorio, a toda la parrilla de MotoGP unida recordando a uno de los pilotos más queridos de la historia.

Ahora, en el primer aniversario de su muerte, las redes sociales se han volcado recordando al malogrado expiloto: tanto aficionados como amigos cercanos a Ángel Nieto, pasando por deportistas y compañeros de profesión, le rindieron homenaje en las redes sociales.

La herencia de Ángel Nieto, a partes iguales.

La noticia ahora es que, después de varias confrontaciones entre los hijos y la última mujer del difunto, finalmente se ha llegado a un acuerdo para repartirse su herencia. Los tres herederos, es decir, Gelete Nieto, Pablo Nieto y Hugo Nieto, se repartirán en partes iguales el legado del mítico piloto, según han informado fuentes próximas a la familia al periódico El País.

Además, Pepa Aguilar, primera mujer y madre de sus dos hijos mayores, cobrará la pensión de viudedad del motorista. A pesar de que llevaba muchos años viviendo junto a Belinda Alonso, madre de su tercer hijo Hugo, no llegó a casarse y la Administración ha considerado que su viuda es Aguilar.

Momentos de gran tensión entre la familia.

La noticia ha llegado después de varios meses de tensión entre la familia, sobre todo desde que Belinda Alonso firmara un acuerdo con la compañía de seguros para cobrar una indemnización. La segunda mujer del piloto firmó que Nieto fue parte implicada en el accidente, motivo por el que iba a recibir 600.000 euros, y su hijo Hugo 300.000 euros.

Gelete y Pablo Nieto se negaron en aceptar el acuerdo con la aseguradora, ya que desde siempre habían luchado para confirmar que su padre no tuvo parte de culpa del accidente:

“Nosotros no sabíamos nada y nos ha sorprendido. (…) Entiendo que ese acuerdo dice que parte de la culpa del accidente la tuvo mi padre, algo con lo que no estamos de acuerdo y creíamos que Belinda tampoco.”

Finalmente, los tres herederos se repartirán por igual la herencia, la cual incluye varias casas en Madrid e Ibiza, además de otras propiedades inmobiliarias en Fuencarral.

Comentarios