La dura decisión de uno de los concursantes de ‘MasterChef’ tras la muerte de su madre

La cosa está que arde en MasterChef: en la décima entrega de esta edición, Jose María se convirtió en el expulsado de la noche, aunque Jordi le comentó que se podía ir orgulloso de su recorrido en el programa. Por otro lado, Edurne nos enamoró a todos con su cocina tradicional y se convirtió en la mejor aspirante de la décima entrega. Y sí, el polémico Jorge también nos dejó con la boca abierta: realizó auténtica cocina de vanguardia, y sacó a la estrella que lleva dentro.

En un programa anterior Paloma se convirtió todo un fenómeno viral por culpa de un plato que sin duda está entre los peores de la historia de MasterChef¡pero no han tardado en superarlo!

En la primera prueba los concursantes tenían cuatro posibilidades: tradición, presente, futuro e inconexo. Odkhuu fue el encargado de entregar a cada uno de los participantes las cajas que contenían los ingredientes para preparar una de estas cuatro categorías citadas. Él se ha quedado con la tradicional, que ha compartido con Edurne, y ha entregado el presente a Elena y José María, el futuro a Nathan y Jorge, y el inconexo a Silene y Miri.

El primer error ha llegado en la categoría de presente, cuando José María se ha decantado por unos nigiris de quinoa. “Aquí haces una quinoa que no la aliñas y pones unos trozos encima que no aportan nada“, le ha dicho Pepe Rodríguez. Pero peor fue la reacción de Samantha Vallejo, que al catar la creación del banderillero no ha necesitado palabras para calificar el plato: ha acabado escupiendo el trozo que probaba.

Pero la brasileña Silene no se quedó atrás: rellenó unas aceitunas, previamente marinadas con vermut, de chocolate.

Cuando haces eso, mi cerebro me dice que voy a morir“, le ha dicho Cruz. “Más amargo, más malo, no puede estar“, ha sentenciado.

El conjunto de sabores es una locura. Es una especie de festival del asco“, ha valorado Samantha, a quien en este caso también le ha costado probar el plato.

En cambio, el plato de Edurne fue un verdadero triunfo. Tanto, que los jueces invitaron al resto de concursantes a acercarse a probarlo. Un momento de gloria para la concursante, y que fue especialmente emotivo teniendo en cuenta el duro momento por el que estaba pasando.

Y es que al inicio del programa, Eva González recibió a los concursantes como siempre, pero se dirigió especialmente a Edurne:

“Aspirantes, bienvenidos. Es la décima semana en MasterChef, y quiero darle la especial bienvenida a nuestra querida Edurne. Edurne cariño, ¿te vienes conmigo un momentito?”

Tras darle un gran abrazo, entre los aplausos de sus compañeros, la presentadora explicó el motivo de ese inicio:

“Esta noche Edurne nos estás demostrando una gran valentía y mucha fuerza viniendo a estas cocinas a pesar de que tu mamá ha fallecido hace tres diítas.

Además estaba a punto de cumplir 100 años. Y sabemos que esté donde esté te está dando toda la fuerza y toda la pasión que le pones tú siempre a la vida. Así que pensando en ella, te damos las gracias y este abrazo muy fuerte en mi nombre en nombre de todos los que hacemos MasterChef.”

La aspirante, conteniendo la emoción, sólo pudo asentir y dar las gracias, antes de volver a su posición. Después ante las cámaras del programa aseguró que ahora iba a ser más fuerte porque iba a estar ayudándole la persona que más ha querido.

En las redes también se volcaron con ella, aunque también ha habido alguna voz en contra:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios