La durísima crítica de Karlos Arguiñano en directo en ‘Liarla Pardo’

El popular cocinero se mojó sobre muchos temas de actualidad.

Después de tantísimos años, para muchos de sus seguidores Karlos Arguiñano sigue siendo el rey de la cocina en televisión, y probablemente el cocinero más famoso de nuestro país. Tal es su popularidad que puede permitirse decir lo que quiera en su programa, y lo mismo nos cuenta uno de sus desternillantes chistes… como arremete contra la clase política.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Hotel Rest Karlos Arguiñano (@karlos_arguinano) el

Este domingo estuvo en el programa de La Sexta Liarla Pardo, y pudimos ver una vez más a la versión más crítica del cocinero. El popular chef vasco fue muy contundente con la labor que están haciendo los políticos en España mientras respondía a todas las preguntas de Cristina Pardo, la presentadora.

“La política me tiene algo desbordado, digo este político dónde ha trabajado, cuántos sueldos ha pagado. Están en el asiento y nadie se mueve, solo de asiento en asiento. Hacen falta porque alguien tiene que manejar el país, pero cuando ves que entre ellos discuten, en el mismo partido, te preguntas cómo se van a preocupar del pueblo si no se entienden entre ellos”, empezó diciendo el cocinero vasco, con más razón que un santo.

lasexta.com

lasexta.com

Cuando tocó hablar sobre Venezuela, Arguiñano se refirió a su propio ejemplo para comentar la situación, mientras alababa irónicamente a alguno de los políticos con más poder del momento.  “Quién es Putin o Trump, son unos fenómenos y no sé de dónde vienen ni qué han estudiado”, dijo.

“Yo sí que sé que hace 22 años monté una guardería en Petares, uno de los barrios más duros de Caracas, y habré dado de comer a más de 12 mil niños. Ahora en un mes vamos a abrir un comedor social en Perú.”

Al hablar sobre Cataluña, el vasco se acordó de los casos de corrupción que han ido surgiendo en España en los últimos años, para terminar opinando que a su juicio se puede llegar a buen puerto acudiendo a la sociedad y no tanto a las leyes:

“Soy optimista con la gente, porque ellos quieren arreglar las cosas. No me sé la Constitución, solo sé que hay que ser buena persona, que no hay que robar y que hay que ayudar a los más desfavorecidos y salvar vidas. De lo otro no tengo capacidad. Ellos de robar sí que saben muy bien.”

Después, se quejó de las críticas que reciben los inmigrantes, que, por ejemplo, son parte fundamental del cuidado de personas mayores en España. “Son ecuatorianos, peruanos, bolivianos, etc. No son los hijos, ni las nueras ni los yernos, son la otra gente y por un sueldo pequeño. Somos un país de emigrantes y se me hace muy duro. Me gustaría que les trataran a los demás como nos gusta que nos traten a nosotros” afirmó.

Para finalizar, preguntado por Pardo si le gustaría ser presidente, Arguiñano rechazó la idea de manera contundente:

“Yo de presidente no valgo. Les deseo lo mejor y les pido que discutan menos entre ellos y se preocupen más de la gente. Difícilmente pueden solucionar los problemas de un país si no pueden con los de su partido.”

lasexta.com

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios