La escatológica imagen con la que Mónica Naranjo ha contestado a los insultos de sus haters

¿Tienen los famosos que aguantar todos los insultos y ataques que reciben en las redes sociales sin contestar? ¿Está mal visto que una celebrity se ponga al nivel de sus trolls? Dicen que “nunca hay que alimentar al troll“, y razón no les falta: se trata de gente incansable que nunca dejará de, con perdón, dar por saco. Pero también es cierto que los famosos son humanos, y hasta el más templado tiene su particular “día de furia.

Algunas personas piensan que con el acceso a Internet te viene gratis el poder juzgar (y faltarle el respeto) al resto del mundo desde tu sillón de IKEA, y va a ser que no. Posiblemente, el que presume de hacerlo todo perfecto suele ser el primero que salta cuando huele la sangre de un linchamiento público en las redes sociales, y también es el que tiene el armario lleno de esqueletos. No le cabe ni uno más.

 

También es cierto que se puede responder a los “haters” de las redes con más o menos gusto, eso ya depende cada cual. La última en mandar un recadito a sus trolls de Internet ha sido Mónica Naranjo, que ha publicado una imagen en su perfil de Instagram donde aparece sentada en un retrete y que acompaña de este mensaje: “Muy feliz por la acogida que está teniendo esta edición de OT. Hoy quiero enviar un saludo a mis haters favoritos mientras realizo una tareapensando en ellos”.

Ha quedado bastante clara la opinión que tiene la cantante de sus críticos.

 

Comentarios