La extraña petición de Aída Nizar se encuentra con el ZASCA de Kiko Matamoros

Aída Nizar se está convirtiendo en el Freddy Krueger de los realities de Mediaset: cuando pensabas que ya estaba muerto, siempre vuelve.

La vallisoletana revolucionaba ayer domingo el plató del debate de ‘Gran Hermano VIP’ en su primera visita, y después de decir que no estaba satisfecha de su paso por el programa, pidió al mismo público que la puso el pasado jueves de patitas en la calle con más del 60% de votos que la repescaran. Surrealista.

Esta es Aída, una mujer hecha a sí misma que en el proceso perdió varios tornillos y que, parece, no se da cuenta de que el público no la soporta, como se lo recordó Kiko Matamoros en forma de precioso ZASCA: “La audiencia ha decidido que estás mejor fuera, te han mandado a mamar”. 

Y después de su habitual roce con el colaborador de ‘Sálvame‘, Aída habló de sus experiencias con los otros concursantes, entre ellos Aless Gibaja: “Le huele el pelo, las partes bajas, los pies, el sobaco…”. Quién va a querer que vuelvas, mala persona.

Comentarios