La genial respuesta de una madre a un profesor que dejó a su hijo como mentiroso

“No subestimemos los conocimientos de los niños”.

Es habitual que las respuestas de los niños a los profesores suelen estar cargadas de esa mezcla de ingenuidad e ingenio. Muchas veces, los pequeños hacen comentarios que dejan a cualquier adulto de piedra, pero no es extraño que sean producto de la desbordante fantasía que tienen los niños. Pero lo cierto es que, en otros casos, sorprenden con su inteligencia… y hay que ser estar preparados para cuando eso ocurre.

Es el caso del hijo mayor de la profesora y usuaria de Twitter, @larotesmeyer, que escribió el pasado domingo 23 de febrero un hilo en la red social del pajarito azul contando una experiencia que vivió con uno de los profesores de su pequeño.

Todo empezó cuando le dejó por mentiroso ante sus compañeros: el niño aseguró que existían delfines rosas, pero el maestro no le creyó.

“Cuando mi hijo mayor tenía 4 años, era una esponja aprendiendo sobre los animales del mar, que en ese momento, eran su pasión”, empezó diciendo, para después contar que un día al salir del colegio se puso a llorar porque en clase le habían tomado por “mentiroso” al decir que existían los delfines rosas.

La madre esperó a su profesor al salir de clase para argumentarle que esta especie —llamada delfín rosado o Inia geoffrensis— existe y que vive en Sudamérica, concretamente en las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco.

Después de escuchar al profesor, esta tuitera le pidió que le diera a su hijo la oportunidad de demostrar que lo que había dicho no era mentira. Así, preparó con el pequeño el material necesario para contar en clase las características de esta especie y probar su existencia.

“Fabricamos en cartulina un recorrido por las características de esa especie, y le grabé en un pen un capítulo de dibujos animados de una serie en la que hablaban de ellos”, escribió.

“Al día siguiente era el niño más feliz del mundo.”

Al ser también docente, la madre del pequeño pone fin a su hilo afirmando que, en ocasiones, los niños saben cosas totalmente ajenas a los profesores. Por ese motivo, les anima a no subestimarlos e investigar lo que digan en clase. “No subestimemos los conocimientos de los niños. A veces son pequeños grandes expertos. Es muy bonito ver como un alumno comparte sus conocimientos y se siente importante en ese momento. Nunca dejemos de aprender. Y aprendamos siempre a enseñar”, asegura.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios