La ingeniosa idea de un supermercado que resuelve el uso del plástico en sus envoltorios

Una iniciativa sencilla y sostenible que se ha vuelto viral a nivel mundial.

Parar el consumo desenfrenado de plástico sigue siendo una de las grandes tareas pendientes del mundo empresarial, y de la sociedad en general. Poco a poco se va avanzando, con iniciativas como la prohibición en muchos países de los envases de plástico de un solo uso.

De esta manera, el sector del gran consumo empieza a implicarse con el objetivo de erradicar este gravísimo problema, mientras la comunidad científica busca nuevos materiales más sostenibles. Sin embargo, a veces la solución nos la brinda la misma naturaleza.

Por ejemplo, un supermercado tailandés ha dado con una solución sencilla, económica… y, lo que es más importante, 100% sostenible: envolver los alimentos frescos en hojas de plátano. La propuesta del supermercado Rimping en Chiangmai ya se ha hecho viral en redes sociales después de que la página Perfect Homes Chiangmai lo mostrara en una serie de fotos.

Los internautas elogiaron esta iniciativa sencilla y natural de manera masiva. Se trata, sin duda, de una manera excelente de dejar de emplear bolsas de plástico en el súper. Porque, a diferencia del film de plástico o las bandejas de poliestireno, las hojas de plátano son orgánicas, así que pueden usarse como compost y dejar nutrientes importantes al suelo.

Perfect Homes Chiangmai

Otro detalle importante es que las hojas del árbol de plátano son largas, delgadas y flexibles, características que permiten hacer un envoltorio fácilmente. Por si fuera poco, su superficie se asemeja a la cera, lo que les da una propiedad impermeable única.

En Tailandia, las hojas de banano están disponibles durante todo el año, así que no escasean y pueden permitirse continuar esta tendencia.

Por supuesto, no es el primer caso de un supermercado que decide prescindir de los envases de plástico para los alimentos frescos. En Nueva Zelanda una cadena de supermercados vende la fruta y la verdura “desnuda”, o sea, sin ningún tipo de envoltorio.

Aldi es otra cadena que está aplicando esta iniciativa, empezando por sus comercios en Reino Unido.

Perfect Homes Chiangmai

También, hace un año, se hizo muy popular la historia de San Pedro La Laguna, un pueblo guatemalteco que ha decidido vivir sin plásticos. Sus habitantes han sustituido todo el plástico por otros materiales biodegradables, volviendo, por así decirlo, a sus orígenes.

Ahora, el pan lo guardan en servilletas tejidas por artesanos de la región. La carne, pescado o queso se envuelve en hojas de plátano, y la compra en el mercado se carga en canastas tejidas con palma.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios