La nueva y peligrosa moda que triunfa en Instagram de ‘marcar costillas’

Bienvenido al siglo XXI, donde la dictadura del físico inunda y rechaza todo lo que no sea perfecto, y tener unos kilos de más se ha convertido en un auténtico drama. Dietas, dietas y más dietas llenan las revistas -sobre todo las dedicadas a las mujeres- y las consultas de dietistas y gimnasios se saturan de personas que odian sus cuerpos.

Todos queremos ser modelos, tener una talla menos de pantalón, deseamos ser perfectos para que los demás nos den su aprobación. Y gran parte de culpa la tienen las redes sociales, donde hemos pasado a vivir en un escaparate permanente. Ya no somos nosotros, somos lo que los demás ven en la pantalla de un móvil y de ellos depende nuestra felicidad y autoestima en forma de corazones. 

En esta obsesión por el “cuerpo diez” también entran en escena los famosos, que día sí y día también bombardean a sus seguidores con imágenes de sus escuálidos cuerpos en las redes sociales. La última –y peligrosa– moda que invade Instagram se llama ribcage bragging y consiste en lucir costillas, y cuanto más se marquen, mucho mejor.

Modelos como Rita Ora, Nicole Scherzinger, Emily Ratajkowski o Bella Hadid ya se han subido al carro de esta peligrosa tendencia, que no sólo pone en riesgo su salud, sino la de millones de jóvenes –y no tan jóvenes– que quieren tener el mismo cuerpo que ellas. Una auténtica locura que está a años luz de ser saludable y que ni siquiera es atractiva.

 

 

Comentarios