La respuesta del protagonista de ‘Prison Break’ a un meme que se burlaba de su aspecto actual

No es oro todo lo que reluce, y bien lo saben los actores de Hollywood. Cuando estás expuesto las 24 horas del día a las miradas de los fans, no puedes permitirte una debilidad sin ser víctima de las críticas.

Wentworth Miller, actor que saltó a la fama en todo el mundo por su papel de hermano justiciero en Prison Break, se encontró un meme en Twitter que hacía referencia a una época en la que el actor había cogido unos kilos de más. “Cuando te escapas de la cárcel y descubres el monopolio de McDonald’s” decía el tuit.

wentworth-miller-depresion

Lo que no sabíamos, hasta ahora, es que esta foto era de 2010, época en la que el actor pasó por una depresión y se refugió en la comida. Gracias a la carta que ha subido en su Facebook nos damos cuenta de que una broma, en un mal momento, puede hacer mucho daño.

Aquí tenéis la carta traducida:

Hoy me encuentro a mí mismo como víctima de un meme de internet. No es la primera vez. Sin embargo, este destaca entre el resto.

En 2010, semiretirado de la actuación, mantenía un perfil bajo por multiples razones. La primera y la más importante, estaba a punto de suicidarme.

Este es un tema sobre el que he escrito, hablado y compartido, pero en aquel momento sufría en silencio, como lo hacen muchos. El grado de mi sufrimiento lo sabían muy muy pocos.

Avergonzado y sufriendo, me consideraba un bien dañado. Y las voces en mi cabeza me indicaban el camino de la autodestrucción. No era la primera vez.

He luchado contra la depresión desde la infancia. Es una batalla que me ha costado tiempo, oportunidades, relaciones y miles de noches sin dormir.

En 2010, en el punto más bajo de mi vida adulta, buscaba alivio/confort/distracción en cualquier sitio. Y lo encontré en la comida. Podría haber sido cualquier cosa. Drogas. Alcohol. Sexo. Pero comer se convirtió en la única cosa a la que aspiraba. Lo único que me ayudaba. Hubo períodos en los que el mejor momento de mi semana era mi comida favorita y un nuevo episodio de Top Chef. A veces eso era suficiente. Tenía que serlo.

Y gané peso. Ya ves tú qué problema.

Un día, dando un paseo con un amigo por Los Ángeles, nos cruzamos con un rodaje de un reality. Sin yo saberlo, había paparazzi alrededor. Me hicieron una foto y las publicaron junto a otras mías antiguas. “De delgado a gordo”, “De atlético a fofo”.

Mi madre tiene uno de esos “amigos” que siempre son los primeros en dar las malas noticias. Adjuntó uno de esos artículos de una revista nacional y se lo mandó por correo a mi madre. Ella me llamó preocupada.

En 2010, luchando por mi salud mental, era lo último que necesitaba.

Por abreviar una larga historia: sobreviví. Y también esas fotos.

Estoy contento. Ahora cuando veo una imagen mía con mi camiseta roja y una sonrisa extraña en mi cara, me acuerdo de lo que sufrí. Mi resistencia y mi perseverancia frente a todo tipo de demonios. Algunos por dentro, otros por fuera.

Como un molinillo en el asfalto, resistí.

De cualquier forma. Todavía. A pesar de todo.

La primera vez que vi este meme en mis redes sociales, tengo que admitir que me costó respirar. Pero como todo en la vida, tuve que buscarle mi propio significado. Y el significado que yo le di a esta mi imagen es el de fuerza, curación, perdón.

De mí y de otros.

Si tu o alguien que conoces está luchando, hay ayuda disponible. Ponte en contacto. Escribe. Manda un mail. Levanta el teléfono. A alguien le importas. Están deseando a saber de ti. Mucho amor. W. M.

#koalas #activistainterior #prisiónrota

 

Comentarios