“La suerte no existe” la mejor respuesta de examen que ha conmovido a un profesor de publicidad y que ya es viral

Un examen está corriendo como la pólvora por las redes sociales, y no es por la magnífica nota con la que ha sido puntuado, es más, sólo ha sacado un triste uno. El protagonista de esta sorprendente historia, que hemos conocido gracias a El_Español, es Alfonso Méndiz, profesor de Historia y Teoría de la Publicidad en la Universidad Internacional de Cataluña, y uno de sus mejores alumnos, Enrique Ruiz: “El pasado 13 de enero era la fecha en la que los alumnos se iban a examinar de la parte de la asignatura que imparto. Llegué a clase, repartí los exámenes y escribí con tiza en la pizarra: ‘Suerte en los exámenes'”. 

Cuando Alfonso comenzó a corregir los exámenes se encontró con el de Enrique, que no había contestado a ninguna de las cuatro preguntas. En su lugar había escrito una historia titulada  ‘La suerte no existe. La historia del trébol mágico de cuatro hojas’, que tenía como protagonistas a dos de sus compañeros.

El joven contaba la historia de Cati, la chica más estudiosa de la clase, y Enrique. Ambos habían tenido la suerte de encontrar la semilla de un trébol de cuatro hojas, una flor con poderes mágicos que nace cada 500 años. Sin embargo, la actitud ante el hallazgo fue muy distinta. “Mientras Cati la cuidó durante los 100 días de su gestación, Enrique se pasó los primeros 99 días de festejo en festejo. No dedicó ni un instante a pensar en el trébol. Con el paso de los días, incluso llegó a olvidar la suerte que había tenido. Al amanecer del día 100, ocurrió lo esperado. Cati cosechó un precioso trébol de cuatro hojas, que le otorgó poderes mágicos. Por el contrario, Enrique cosechó el mayor suspenso de toda su vida. Pobre Enrique. Aprendió la lección, pero nunca más tendría la oportunidad de cosechar el trébol de cuatro hojas en el día en que debería haberlo hecho. Y es que la suerte sólo existe si haces que exista”.

Al finalizar la misma, el alumno se disculpaba con su profesor: “Te pido y me pido perdón por este suspenso, Alfonso. No he estudiado lo suficiente y tampoco he querido contestar barbaridades. Espero que, al menos, hayas pasado un buen rato”.

Aquí puedes leer la carta completa, que se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales. 

 

Fuente: El_Español

Comentarios