La terrible adicción a las drogas de este querido ex concursante de ‘Gran Hermano’

Cuando en septiembre de 2003 comenzó la quinta edición de Gran Hermano, para muchos el formato empezaba a dar síntomas de desgaste… quién nos iba a decir que el programa continuaría año tras año, llegando hasta la edición 17 que ha terminado hace muy poco —y que ha sido reemplazada en parrilla por la versión VIP del reality, donde ahora ha entrado Aída Nízar, la primera expulsada en aquella quinta temporada.

En esta edición, presentada por supuesto por Mercedes Milá, entraron 13 concursantes, y se introdujeron cambios para que todo fuese más televisivo que no acabaron de convencer a los seguidores “de toda la vida” del programa.

Así, la construcción ya no era una casa, sino un plató que se decoró como una casa. Se forró todo de plástico, siguiendo el mismo esquema que en la cuarta edición. Además, se introdujeron colores muy llamativos, como el rojo y el azul brillante.

El eslogan de esta edición fue “Cambia tu vida“, y mucho cambió la vida para su ganadora, la mítica Nuria Yáñez, apodada por ella misma y conocida por todos como “Fresita. Con su rostro inocente y su personalidad dulce y mimada, Fresita consiguió convertirse en la ganadora de la quinta edición de Gran Hermano, pese a competir con pesos pesados de la historia del reality como Aída Nízar.

Pero lo de Gran Hermano es algo que cambia a todos. Julián Mejías, de Salamanca pero con residencia en el Vendrell, Tarragona, fue el tercer finalista y permaneció en la casa durante 112 días habiendo sobrevivido a nada más y nada menos que seis nominaciones. Antes de entrar en la casa con 26 años, trabajaba de yesero en una empresa familiar.

Aunque al poco de salir de la casa colaboró de vez en cuando en Crónicas Marcianas, luego desapareció de la vida pública. Con el tiempo, un periódico nacional publicó que un concursante de esa edición con inicial “J” estaría teniendo graves problemas de adicción a las drogas. Poco después, y ya recuperado, Julián apareció en los platós de Telecinco para confirmar que ese tal “J” al que hacían referencia era efectivamente él… pero que se encontraba completamente recuperado.

Por lo visto, fuentes de España Diario habrían hablado con una fuente cercana al ex concursante, confirmando que actualmente se encuentra totalmente recuperado de su adicción. ¡Y nosotros que nos alegramos!

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, Vanessa Pascual, “la mala” de la primera edición de Gran Hermano, reaparece con una espectacular nueva imagen.

Comentarios