La valiente confesión de Pastora Soler en ‘Mi casa es la tuya’ que ha descolocado a sus seguidores

La cantante Pastora Soler abrió su casa y su corazón a Bertín Osborne durante la entrega de Mi casa es la tuya emitida el martes 15 de noviembre en Telecinco. Lo hizo con una gran noticia: después de dos años alejada de los escenarios, Soler regresa a las actuaciones. Se sabía que lo pasó mal cuando primero sufrió un desmayo en Sevilla y semanas más tarde se quedó sin voz en Málaga, pero fue en el programa de Bertín donde confesó por primera vez hasta qué punto fue un periodo oscuro en su vida

La entrevista contó con la visita de “eurovisivas” de la talla de Massiel, Remedios Amaya, Rosa López o Soraya Arnelas, pero lo más comentado fue cuando la sevillana relató, por primera vez en televisión, los pormenores de aquella crisis, y el pánico escénico que la obligó a retirarse de los escenarios durante varios años. Y es que había muchas cosas que ni siquiera sus seguidores más acérrimos habían sabido, hasta ahora.

La de Coria ha sorprendido a propios y extraños afirmado que lo pasó tan mal después de aquel desmayo durante uno de los conciertos de su última gira, en marzo de 2014, que llegó a pensar en quitarse la vida.

“Me metí debajo de una mesa que tenía en mi camerino y, si hubiera habido algo allí, me hubiera quitado la vida. Fíjate cómo estaba. Debajo de la mesa era como que yo podía desaparecer. Yo quería que me tragara la tierra y quitarme ya de en medio. Era demasiado dolor.

(…) Debo mucho respeto a mi público y tuve que abandonar el escenario en mitad del concierto. Yo cerré los ojos, me vistieron, me quitaron la ropa que llevaba, y me metieron en un coche. Yo no abrí los ojos hasta que llegué al hotel.”

La interprete no ha podido evitar romper en lágrimas al recordar aquel fatídico día.

“Mis padres tenían la cara desencajada y yo estaba todo el rato intentando quitar al asunto el dramatismo que tenía, que era mucho. Esta noche no dormí y yo había pensado que había sido muy feliz durante los 20 años que había durado mi carrera pero que no podía más. Cogí el teléfono y escribí un comunicado sin consultarlo con nadie.

(…) La que se lió fue… Me fui de aquí a casa de mis padres. Era trending topic en Twitter. Lo del miedo escénico fue algo que llamó mucho la atención. Yo empecé a recibir ayuda psicológica y eso me ayudó a tomar la decisión de dejar la música.”

Bertín recordó las imágenes de aquel concierto en el que Pastora se fue a bambalinas para cambiarse de traje y ya nunca volvió. En su lugar salió Francis, su marido, para pedir disculpas y explicar lo que ocurría. Por parte del público hubo máxima comprensión y muchos aplausos:

Y es que, a Pastora, se la quiere. Así se lo demostraron sus seguidores en las redes sociales, impactados con la sorprendente confesión de la cantante:

¡Nos alegramos de tenerla de vuelta!

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios