La venganza viral de un obrero contra el hotel que no le pagó por su trabajo

Una historia con la que muchos trabajadores, especialmente los autónomos, se sentirán muy identificados. Porque desgraciadamente cada vez es más habitual que haya que dedicar una cantidad descomunal de tiempo y energía para conseguir que nos paguen las facturas… Y, claro, no es raro que alguna vez alguien tome medidas drásticas al respecto.

Cansado de que la cadena hotelera para la que trabajaba no le pagara por sus servicios, un obrero afincado en Liverpool, Reino Unido, protagonizó una venganza que ha sido compartida por millones de personas a través de las redes sociales. En las épicas imágenes, se puede ver al empleado destrozando la recepción del hotel en el que había estado trabajando, con una excavadora.

Después de más de tres semanas de retraso en los pagos, tal y como han contado varios empleados presentes en el lugar de los hechos, uno de los empleados que pertenece a una de las contratas encargadas de la construcción del hotel decidió tomarse la justicia por su mano y, subiéndose a una excavadora, arremetió contra la recepción del mismo.

“600 malditas libras. Todo lo que teníais que hacer era pagarme mis 600 libras”.

Según confirman los trabajadores del hotel, la obra acababa de terminarse ese mismo día y estaba lista para entregar. Sin embargo, como la cadena hotelera llevaba sin pagar a sus trabajadores desde hacía tres semanas, el obrero decidió retrasar la entrega hasta que la empresa ingresara el dinero correspondiente a su trabajo.

Durante el suceso, el obrero no dejó de hacer referencias a un supuesto pago de 600 libras —unos 685 euros al cambio— que no se había realizado. Después de destrozar la entrada principal y adentrarse en la recepción, el empleado comenzó a reclamar, entre gritos, su sueldo:

“600 malditas libras. Todo lo que teníais que hacer era pagarme mis 600 libras”.

El obrero escapó corriendo para huir.

Mientras algunos compañeros le pedían que se detuviera, también hubo otros que le alentaron a continuar para protestar por los impagos. Según relatan los testigos, el hombre pasó aproximadamente una media hora destrozando el acceso al hotel. Posteriormente, decidió salir corriendo del edificio para no ser pillado, tras haber sido denunciado.

Por lo visto, todavía se desconoce el paradero del obrero, pero un hombre conocido como Jack Wellon ha iniciado una campaña de crowdfunding a través de GoFundMe para recaudar las 600 libras para el empleado.

El éxito ha sido tal que ya ha recaudado más de 5.300, y Wellon dice haber conseguido ponerse en contacto con John para transmitirle su apoyo: “Gracias por todas las donaciones. He hablado con John y me ha explicado que mandará próximamente un mensaje de agradecimiento a todas aquellas personas que han comprendido su situación”.

Otra vuelta de tuerca: uno de los compañeros de trabajo de John ha explicado que el empleado ya había sido pagado pero que no había comprobado el ingreso. Sin embargo, el obrero asegura, a través de Jack Wellon, que ni él ni el resto de compañeros han recibido ese sueldo. Además, ha querido dar las gracias a quienes le han apoyado a través de las distintas donaciones en GoFundMe.

Comentarios