Las desalentadoras novedades sobre el estado de salud de Shannen Doherty

Shannen Doherty está pasando uno de los momentos más duros de su vida. La actriz, que fue una de las protagonistas de dos de las series americanas más populares de las últimas décadas, Embrujadas y Sensación de Vivir, confesó en agosto de 2015 que padecía cáncer de mama.

13575c70-a561-11e3-9696-294ad196331b_90210-shannen-doherty-jennie-garth-hero

En febrero de este año, la actriz, de 45 años, acudió al set de televisión del Dr. Oz para describir cómo había sido su batalla, “te preocupas por la gente que amas“, dijo entre lágrimas, “quieres asegurarte de que van a estar bien“.

En los últimos días la terapia de su enfermedad ha empezado a manifestarse y ha comenzado a perder el pelo. Por ese motivo, Doherty ha querido “tomar las riendas. En su Instagram ha compartido una serie de seis imágenes en blanco y negro que documentan el proceso de raparse la cabeza.

 

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

A lo largo de la serie se puede ver como empieza triste, arropada por su madre, pero a medida que avanza la sesión parece animarse y ganar fuerzas.

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

Una foto publicada por ShannenDoherty (@theshando) el

Ahora, ha revelado en una estremecedora entrevista en el programa de televisión Entertainment Tonight que el cáncer de mama se ha agravado y que se ha extendido a otras partes del cuerpo.

“El cáncer se propagó a los ganglios linfáticos y en una de las cirugías descubrimos que algunas de las células cancerosas podrían haberse salido de allí (…) Por esa razón estamos haciendo quimioterapia y después me someteré a radiación.”

shannen_doherty_n-672xXx80

La actriz teme que pueda haber recaídas, aunque ha señalado que el dolor es “soportable” y que “vivir sin un pecho es manejable. Sigue diciendo que lo que más le preocupa es “cómo va a afectar a las personas que me quieren“.

No es el único quebradero de cabeza de la actriz: además de la lucha constante contra la enfermedad, la actriz se ha tenido que enfrentar a la compañía que se encargaba de administrar su carrera y controlar sus finanzas, Tanner Mainstain.

Poco después de enterarse de que padecía la enfermedad, Doherty realizó el desagradable descubrimiento de que su representante no había pagado su seguro médico desde noviembre de 2013, por lo que había estado sin cobertura médica durante todo 2014.

El tumor se había ramificado precísamente en 2014, periodo durante el cual no se había estado sometiendo a chequeos médicos porque no tenía seguro. Por este motivo, se vio obligada a someterse a un tratamiento de quimioterapia y a una operación quirúrgica que quizás no hubiera sido necesaria. Como era de esperar, la actriz ha demandado a Tanner Mainstain en un proceso judicial que todavía sigue vigente.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, así está el reparto de Embrujadas… 18 años después.

Vía Elegí mal día.

Comentarios