Las “humillaciones” de Juan Carlos I a la reina Letizia

La pelea ante las cámaras entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía por una foto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, es sin duda el tema de las últimas semanas en las redes sociales…

El episodio sucedió a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, y aunque no ha sido comentado de manera oficial por la Casa Real, ha generado todo tipo de teorías en las redes.

La culpa de que se viralizaran las imágenes inicialmente la tuvo un vídeo que corrió como la pólvora en Twitter, y que demostraría que a Letizia no le hace mucha gracia que sus hijas pasen el tiempo con Sofía. En las imágenes se podía ver con claridad cómo la reina emérita quiso hacerse unas fotos con las niñas… pero en un momento dado la reina se puso en medio, de una manera bastante malrollera, impidiendo que se tomara la instantánea.

El propio Felipe acudió para ver a qué está ocurriendo, y se quedó con cara de circunstancias, mientras que Juan Carlos simplemente miró la escena desde la lejanía.

Las imágenes fueron tomadas en Mallorca, durante las vacaciones de Semana Santa. Un periodo en el que, visto lo visto, no pudieron mejorar la relación con su abuela, que continúa igual de rota que siempre.

Aunque la mayoría se ha puesto de lado de doña Sofía, algunos han tomado partido por Letizia, que para algo es la madre de las niñas, especialmente después de leer la información publicada por la periodista y escritora Pilar Eyre.

En ella, afirma que el rifirrafe podría deberse a que a Letizia no le habría gustado que Sofía hubiera “maniobrado” para que la Infanta Elena —pendiente de resolución judicial— acudiera a la misa de aniversario por el funeral de Don Juan de Borbón.

Sin embargo, otro de los mayores conocedores de los entresijos de la monarquía española, Jaime Peñafiel, cronista de la Casa Real desde hace más de 40 años, ha dedicado unas duras palabras a Letizia: “o Felipe se divorcia o Letizia se carga la monarquía”, dijo.

Algo parecido opina Marie Chantal Miller, esposa de Pablo de Grecia, sobrino de la reina Sofía y primo de Felipe VI, no ha dudado en criticar a Letizia a través de Twitter.

Y es que parece que la imagen de la reina se ha visto muy perjudicada en el entorno de la Casa Real, ya que la mayoría ha mostrado su apoyo y simpatía hacia doña Sofía. La última en enviarle un dardo envenenado ha sido Eugenia Martínez de Irujo, que utilizó sus redes sociales para mostrar su apoyo incondicional a Sofía.

Sea como sea, a raíz del altercado han salido nuevos y reveladores datos sobre la relación que mantienen los miembros de la Familia Real española, y parece que la reina Letizia y doña Sofía no serían los únicos miembros que parecen “no aguantarse”.

De acuerdo con el portal Merca2, Letizia tampoco se lleva nada bien con el rey emérito Juan Carlos I; desde que llegó a la familia, mucho antes de convertirse en princesa de Asturias, Juan Carlos ya le habría dejado claro cuál era su opinión respecto a ella.

Según el citado medio, los reyes eméritos no veían con buenos ojos que la futura reina de España fuera divorciada, republicana y además estuviera a favor del aborto, aunque tuvieron que aceptar su enlace con Felipe.

Ahora ha trascendido la que por lo visto fue una de las primeras frases que Juan Carlos le dijo a Letizia, cuando aún era la prometida de su hijo: “No me gustas, pero haré de ti una reina”, le dijo. Se dice que desde ese momento, su relación fue a menos.

Pero no fue la única vez que Juan Carlos, por así decirlo, “humilló” a Letizia: cuentan que delante de toda la familia, en una reunión con el hermano de la reina Sofía, el rey Constantino de Grecia, Letizia habló durante 20 minutos sobre la situación en Irak, dada su condición de periodista.

El rey emérito aprovechó para decirle: “Letizia, ya sabemos que eres la más inteligente de la familia, pero por favor, deja hablar a los demás”.

Además, como hemos comentado anteriormente el hecho de que Letizia fuera una mujer divorciada no gustaba en absoluto, pero mucho menos todavía el oscuro pasado de la reina. Lo que más molestó a Juan Carlos fueron los escándalos que se publicaron sobre la mujer de Felipe apuntando que había abortado de forma voluntaria, y que era republicana.

Pero es que encima no se encontraba nada cómodo con ella por dedicarse al periodismo, motivo por el que consideraba a Letizia “enemiga” de la Casa Real.

Sin embargo, con el actual cargo de reina de doña Letizia, ella también ha podido “devolverle” algunas de estas “humillaciones”; por ejemplo, en el aniversario del centenario de Don Juan, Letizia no dejó que su hija Leonor acudiera a misa, enfadando gravemente al rey emérito.

Comentarios