Las redes se vuelcan con este hombre, que tras destrozar un recuerdo de infancia de su mujer, hace lo imposible

De las redes sociales muchas veces solo se habla de sus aspectos negativos: que si fomenta relaciones superficiales, que si nos hacen más vanidosos, que si seríamos muchos más felices sin ellas… Desde hace algunos años, se han dado a conocer numerosos estudios que indican que las personas que deciden eliminar por completo su presencia en las redes sociales, se sienten más felices —menos preocupadas y estresadas—, y hacen un mejor uso de su tiempo.

Pero hay que no es menos cierto: en ocasiones, hay historias que nos devuelven la fe en las redes sociales y, por que no decirlo, en la humanidad. Y es que cuando nos dejamos de tonterías y nos concentramos realmente en echar una mano a alguien, todo es posible.

Que se lo digan a Jorge Mayo López, que cometió hace unos días uno de esos errores imperdonables: mientras estaba fregando, se cargó una taza de su mujer.

Pero no una cualquiera: se trata de la taza que su mujer ha estado usando para desayunar desde que tenía seis años. Una taza con una curiosa imagen de un perro salchicha azul relamiéndose ante un hueso.

Desesperado, Jorge pidió ayuda por Twitter:

Lo que no esperaba es que, de forma casi inmediata, recibió multitud de mensajes de personas que incluso se ofrecían a regalarle una taza igual:

Tres días después de su llamamiento, Jorge agradeció la solidaridad, pero parece que no quiso privar a nadie de sus queridas tazas. Finalmente, esta es la solución que encontró al desastre:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía

Comentarios