“Me arrancaron el tirante”. Esta famosa cantante tuvo que salir escoltada del Orgullo Gay.

img_aguerra_20160704-192903_imagenes_lv_colaboradores_leticia_1-kRBB--656x438@LaVanguardia-Web

Leticia Sabater: “Me arrancaron el tirante del top y saltaron las lentejuelas”

El fenómeno de la ‘Salchipapa’ no para de crecer. Leticia Sabater fue una de las protagonistas de las fiestas del Orgullo Gay celebradas el pasado fin de semana, y por poco no lo cuenta. Una turba de fans enloquecidos pelearon por llevarse una reliquia de la cantante y uno de ellos tuvo el privilegio de desaparecer con el sujetador como trofeo. Así se lo contó la protagonista en una entrevista para ‘La Vanguardia’. 

“Al bajar del escenario, no había policías hasta el ‘backstage’ y al abrir la valla aparecieron decenas de fans enloquecidos haciéndome fotos con el móvil y pidiendo a gritos que dijese “salchipapa”. Uno de los fans, un poco más desatado que los demás (incluso había llorado de emoción en el concierto, que estaba en primera fila), en su afán por besarme en la boca, que lo consiguió varias veces, me arrancó el tirante del top que llevaba y saltaron todas las lentejuelas. Aprovechó y también me metió mano, para qué nos vamos a engañar.”

 

img_aguerra_20160704-192818_imagenes_lv_colaboradores_leticia_2-kRBB-U402965371910SAB-992x558@LaVanguardia-Web

¿Pero pasaste miedo? 

“No, no miedo. No fue un ataque en ese sentido. El chico tendría como unos 25 años y fue una situación tumultuosa en la que me tuvo que escoltar la Policía hasta el coche. Era una locura por cogerme a mí, el top, una lentejuela… Lo que fuera. Me voló hasta un top de repuesto que llevaba en una bolsa. Era como una locura por conseguir cualquier objeto relacionado con La salchipapa.”

 

¿Había vivido alguna vez una situación parecida?

Cuando hacía conciertos infantiles, los niños en pandilla sí intentaban meter mano y se liaba una… En una ocasión, haciendo el trenecito, uno me sobó de una manera que le tuve que decir “Niño, suéltame el pecho, que llevas diez minutos ahí agarrado”. Pero lo de el otro día con La salchipapa fue una cosa exagerada. Lo vieron varios medios, lo que no vieron fue el sobeteo de ese chico, que me llegó con la lengua a la garganta. Si el tipo hasta forcejeó con la Policía. ¡Se tomó tan en serio la letra que quería hacerme el tiki tiki y taka taka! (risas).

Es decir, que pese al pequeño susto, el balance es postivo.

Se resolvió bien, son cosas que les pasa a los fans cuando se desatan ante su artista. Con tanta crítica a mi canción no sabía qué iba a encontrarme, pero ha sido un regalo: la gente llega a amar estos temas. Ha sido el mejor Orgullo de mi vida. Estoy muy contenta e incluso negociando unas cosas de televisión para septiembre.

Comentarios