Lleva puesta una pulsera de actividad cuando su novia se percata de un detalle importante

Twitter, Facebook, Instagram, Whatsapp, Fitbit, Telegramel futuro era estar más controlado que El Fugitivo, gracias a nuestros perfiles que, a veces de manera automática, hacen que nuestra información esté visible para todo el mundo en las decenas de perfiles que tenemos en las diferentes redes sociales. Excepto en Google Plus. En Google Plus no hay absolutamente nadie.

Está claro que podéis correr, pero no podéis esconderos de este ojo que todo lo ve que llamamos “redes sociales. La única manera de evitarlo es darles la espalda, algo que en esta época casi nadie es capaz de hacer… y cuando lo hacéis os convierte en un bicho raro. Desde aquí solo tenemos un consejo: si finalmente decides continuar en las redes, no compartas con tu pareja cada paso que des.

Sobre todo si visitáis el baño

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios