Los conductores vieron a una policía sentada en un puente… y de pronto se fijaron en algo aterrador

Las personas abrían las ventanillas para gritarle cosas atroces

CopHelpsMan

Dos mujeres policía recientemente tuvieron un duro día de trabajo, de esos que harían que cualquiera estuviera de acuerdo en darles un aumento. Estas dos agentes de Albuquerque, Estados Unidos, se llaman Brandi Madrid y Candance Bisagn, y se encontraban patrullando un día cualquiera cuando de pronto se fijaron en un hombre que tenía intenciones de saltar de un puente.

Acudieron de inmediato a dicho puente para tratar de disuadirlo. Y no fue un trabajo fácil o, sobre todo, rápido: pasaron nada más y nada menos que 3 horas sentadas hablando sobre todo lo que pasaba por la cabeza del hombre, con la esperanza de acabar encontrando la tecla que les ayudara a convencerle de bajar.

Sin embargo, hubo algo que escucharon que les dejó totalmente desoladas y que no olvidarán mientras vivan. Y es que muchos conductores que pasaban por debajo se dedicaron a gritarle al suicida, incitándolo a saltar y a terminar con su vida. Un escollo más con el que estas oficiales tuvieron que lidiar en su misión de poner a este hombre a salvo.

En este vídeo tienes más información sobre el caso, contado por sus protagonistas:


Afortunadamente, las policías finalmente fueron capaces de convencer al hombre de no suicidarse y pudieron ponerle a salvo. Se encuentra actualmente bajo supervisión y todos tienen confianza en que pueda recuperar la esperanza.

Captura de pantalla 2016-06-02 a las 11.08.53 a.m.

“Lo más importante es escuchar. Él tenía mucho que decir y mucho que expresar, así que lo principal es tomar todo eso y poner atención a sus palabras.” 

Sin duda, aparte de la heroicidad de estas dos mujeres, llama mucho la atención la poca empatía y compasión de los conductores, que sólo querían ver al hombre saltar —no sobre su coche, claro.

Captura de pantalla 2016-06-02 a las 11.09.28 a.m.

“Sean compasivos y muestren un poco de respeto por la situación. Quiero decir, es el hijo de alguien, es el hermano de alguien.”

Aunque en este caso la historia terminó bien, deja un sabor amargo el hecho de que hubiera tanta gente con ganas de un espectáculo macabro. Pero también llena de esperanza saber que hay personas capaces de todo para ayudar a los demás.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.

Comentarios