Los peligros de compartir información “sensible” con tu novia

Twitter, Facebook, Instagram, Whatsapp, Fitbit, Telegram… el futuro era estar más controlado que ‘El Fugitivo’. 

No hay nada que se escape al gran ojo de Internet en el siglo XXI. 

Puedes correr, pero no puedes esconderte. 

La única manera de evitar esto es darle la espalda a las redes sociales, cosa que muy poca gente hace y que, automáticamente, te convierte en un bicho raro. 

Pero lo más importante es que, si finalmente decides continuar en las redes, no compartas con tu pareja cada paso que des. Sobre todo si visitas el baño…

Comentarios