Los polémicos mensajes sobre las mujeres en un bar de Bilbao, que te van a hacer sentir vergüenza ajena

Una taberna en el casco viejo de Bilbao llamada El Soiz Hiru, una pizarra donde escribir mensajes y una de sus dueñas, Maite, dando rienda suelta a su sentido del humor. Estos son los ingredientes para una de las últimas polémicas que tiene dividida a las redes sociales.

Hace unos días, un nuevo cliente de esta taberna se echaba las manos a la cabeza cuando leía los mensajes que la socia del local escribía en la dichosa pizarrita. Este anónimo decidió tirar de la manta y entrar en la cuenta de Facebook del establecimiento, y compartir lo que Maite escribía en su pizarra. Veamos algunos ejemplos.

“A ver, niñas, la depilación se empieza de arriba a abajo. No se puede llevar el toto pelao’ y las cejas de Gallardón. De nada…”.

“¿Embarazada por accidente? ¿Y eso cómo puede pasar? ¿Se bajan las bragas solas, tropiezas y caes justo en la polla y ella sola hace diana?” o “Cuando una mujer se ríe sola, hasta el diablo encoge el culo”. 

La que se ha liado ha sido tremenda por el contenido machista de estas “bromas”, y en mitad de la tormenta, Alberto Azpillaga, socio de Maite, ha salido en defensa de su compañera:

“Llevamos dos años y medio con el negocio y desde el principio empezamos a escribir frases en la pizarra. Los clientes, según entraban al bar, miraban la pizarra y les hacía gracia. Y la verdad es que nunca había pasado nada. Sin embargo, el miércoles pasado debió venir alguien y vio la frase de Gallardón, que sacamos de un blog de belleza, la subió a sus redes y se armó la que se armó. 

Mi socia fue madre joven, con 15 años, y ella es la primera que se ríe de este tipo de bromas. Tenemos un cocinero que es gay al que queremos muchísimo y que, a buen seguro, no trabajaría con nosotros si fuésemos homófobos. Y muchísimo menos somos machistas. Yo soy calvo y no me ofendo por las frases contra los calvos que ha escrito Maite en todo este tiempo.”

El establecimiento ha escrito una nota en su perfil de Facebook pidiendo disculpas a todos los que se hayan sentido ofendidos por los mensajes de su pizarra, pero parece que no ha sido suficiente para algunos, que incluso han amenazado con quemar el local.

“Al parecer, para algunas personas no ha sido suficiente y hemos tenido que cerrar la cuenta de Facebook. El domingo también tuvimos que cerrar el bar porque no nos vimos con fuerzas, con todo lo que eso supone para una taberna del Casco Viejo. Nos han llamado y amenazado hasta con quemarnos el local”. 

 

Comentarios