Mientras tu estás en 2019, esta señora de 70 años está en el 4369

Cuantas veces hemos oído eso de “era un adelantado a su tiempo…”. Lejos de ser una frase hecha, hay gente que realmente ha inventado cosas que se han adelantado a la tecnología venidera. O quizás se trata de alguien que ha encontrado formas completamente nuevas de enfrentarse a problemas del día a día, inspirando a los demás a seguir sus pasos.

Por poner un ejemplo un tanto frívolo, ¿sabías que el palo de selfie ose inventó en 1980 en Japón? Por lo visto, fue idea de Hiroshi Ueda, un hombre que trabajó para la empresa de cámaras Minolta que durante un viaje por Europa con su familia se encontró con que quería aparecer con su esposa y sus hijos en la misma fotografía, y los transeúntes no siempre estaban disponibles o eran de fiar.

“El concepto o la filosofía era ser auto-suficiente para tomar una fotografía”, dijo Hiroshi, que ideó el concepto de un palo extensible de metal con una especie de trípode atornillable al final para montar la cámara compacta y un espejo unido a la parte delantera. La fotografía que aparece a continuación podría ser la primera selfie con palo que se ha hecho en la historia, y en ella aparece Horoshi con su familia.

La humanidad tardaría varias décadas en popularizar las selfies, y un poco más en llegar a la conclusión de que los palos de selfie son buena idea. Y a nuestra protagonista de hoy le ocurre algo parecido, aunque a otra escala. Con el mismo concepto de “usar un palo extensible”, podría estar revolucionando la manera en la que nos enfrentemos en el futuro a los dichosos parkings o peajes.

¡Juzgad vosotros mismos!

Unas imágenes que han generado todo tipo de comentarios en las redes, desde los que alaban la creatividad de la mujer… a las que critican su supuesta vaguería.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios