A lo largo de sus muchos años al frente de El Hormiguero (Antena 3) Pablo Motos se ha atrevido con todo tipo de pruebas y retos que en alguna ocasión le han producido magulladuras y lesiones. Sin embargo, pocas veces se le había podido ver con los ojos a punto de desbordarse de lágrimas -pero siguiendo con el show, como mandan los cánones- como en la edición de anoche.

La actriz Mónica Cruz probaba en la sección que hace en el programa un método para quitar los pelos de la nariz. Consistía en unos pequeños palitos impregnados en cera caliente que se introducen en el orificio nasal para tirar bruscamente de ellos cuando la cera se ha enfriado.

Pablo motos era su conejillo de indias para la demostración. “¿Sabéis cuando vas a hacer algo y te arrepientes de haber empezado? Pues yo me acabo de arrepentir“, decía motos al empezar con el experimento y justo después de que Dani Martín, el invitado de la noche, rechazara probar el invento.

Mónica Cruz, previendo un desenlace poco placentero, le pedía un último deseo a Motos: “No me despidas, yo no he obligado a nadie” e inmediatamente después tiraba de los dos palitos a la vez, provocando un pequeño grito del presentador.

“Estoy sangrando un poco, pero porque soy un blando”, decía Motos con las lágrimas aflorando a los ojos justo después de haber sido depilado y mientras Cruz mostraba orgullosa el resultado del experimento en los palitos con la cera.

“Pido disculpas”, decía Cruz viendo el sangrado de Motos, que pedía pañuelos de papel para poder limpiarse. “Mónica, te seguimos queriendo igual“, le dijo como pudo.

Pablo Motos siguió con su pequeña hemorragia durante las secciones siguientes e incluso recibió indicaciones para detenerla. “Perdona, que me dice el médico que haga esto“, decía motos interrumpiendo a Marron y tapándose la nariz con los dedos.

Poco después Motos pudo reponerse y con las tablas que le dan la experiencia continuó con el programa.

Fuente: 20 minutos