Multan con 10.000€ a unos padres por subir fotos de su hijo menor a las redes

La vida en directo. 24 horas de imágenes donde se recogen todos y cada uno de nuestros movimientos que luego se publicarán en las redes sociales. Desde que naces, pasando por tu primer día de escuela, cuando te fuiste de vacaciones a Benidorm o aquella vez que te caíste de la bicicleta para mofa de tus amigos y familiares. Tu álbum de fotos ya no te pertenece ni está en un mueble del salón, ahora es de Facebook y tus padres se han encargado de documentar toda tu vida con divertidos emoticonos y comentarios muy “simpáticos”.

¿Quién no recuerda cuando Shakira le hizo ESTO a sus hijos y publicó la imagen en su perfil de Instagram? La típica fotografía con la que los psicólogos se frotan las manos. 

Pero la sobreexposición de los menores en las redes sociales puede tener los días contados. El pasado 23 de diciembre de 2017, un juez de Roma condenó a una prolífica madre internauta a eliminar todas las fotografías publicadas de su hijo de 16 años y a no volver a compartir “noticias, datos, imágenes y vídeos” del joven en las redes. En caso de que no cumpliera la sentencia, tendría que hacer frente a una sanción de 10.000 euros que pagaría a su marido o al tutor del menor.

El hijo estaba cansado de que su progenitora publicase datos íntimos de su vida, y llegó un punto en el que todos sus amigos y compañeros sabían lo que estaba haciendo en cualquier momento. Un acoso y derribo que ahora le puede salir por 10.000 euros a su madre.

No estaría de más preguntarles a los más pequeños de la casa si les apetece aparecer en todas nuestras publicaciones de Facebook, aunque eso nos cueste unos cuantos “me gusta”.

 

 

Comentarios