“No beses a mi bebé”: el grave peligro que puede causar dar besos a los recién nacidos

Los besuqueos a los bebés ajenos es algo que a lo que mucha gente es aficionada. Pero son muchos los padres y madres que consideran que se trata de una costumbre irrespetuosa. Lo peor de todo, es que además puede ser muy peligrosa para un bebé recién nacido.

La mayoría de las personas no son conscientes del grave peligro que puede causar dar besos a los recién nacidos. Por eso, Lucy Kendall, una madre de Yorkshire, Inglaterra, se sumó al llamamiento de que nadie bese a los bebés después de que su hijo, nacido el 3 de agosto, contrajera un herpes neonatal por culpa de un beso.

Hace pocos días compartió en Facebook las fotos de su hijo Oliver ingresado; el pequeño debió permanecer hospitalizado durante 21 días. Según Kendall, todo comenzó a los once días de vida, cuando el bebé no quiso tomar leche durante la noche y su temperatura corporal empezó a subir.

Al día siguiente lo llevaron al hospital y tuvo que quedar ingresado con oxígeno y un tubo de alimentación. Después de ocho días complicados, el médico les explicó lo que tenía su bebé: un herpes neonatal, que puede ser contagiado a un bebé si una persona con herpes besa o toca al pequeño.

“Son muy contagiosos, incluso hasta después de estar curados”, explica.

Veintiún días después pudieron volver a casa, pero el bebé deberá recibir un tratamiento con antibióticos durante seis meses y seguir haciendo visitas regulares al hospital. La madre añade que tanto ella como su pareja están libres del virus del herpes y que ninguno beso al niño.

 

Que nadie bese a tu bebé.

La madre incide en que si hubiese tardado un par de horas más en ir al hospital, la historia hubiese sido otra. Se trata de un virus extremadamente contagioso que en un adulto no es grave, pero que puede ser muy peligroso para un bebé recién nacido, ya que su sistema inmune todavía está inmaduro. La infección puede propagarse rápidamente y afectar órganos vitales.

Y aunque no sea este virus en particular, cualquier otro virus o bacteria podría ser contagiada al bebé sin quererlo por un adulto portador. Por precaución, lo mejor es que nadie bese a tu bebé recién nacido, y jamás en la boca o cerca de la boca.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios