No estamos seguros de que el tatuaje/homenaje que Alex Casademunt se hizo por su hija fuera buena idea

Los tatuajes están de moda, y muy lejos queda aquella época en la que tintarse la piel era algo exclusivo de marineros y gente de mal vivir. Ahora son legión los futbolistas, cantantes, actores e incluso políticos de corte conservador, como la popular Cristina Cifuentes, los que lucen dibujos con distintos motivos en su piel. Y es que en pleno siglo XXI lucir una palabra japonesa que te han dicho que pone libertad, pero que en realidad significa “pollo barato”, no tiene ni clase social, ni edad.

Uno de los tatuajes que más están pegando entre los famosos últimamente tiene que ver con sus hijos recién nacidos, y hace poco supimos que el marido de Tamara Gorro, el futbolista Ezequiel Garay, se había tatuado el rostro de su pequeña en uno de sus brazos. Un tatuaje que nos llamó la atención por su tremendo parecido, algo que en este tipo de trabajos (de enorme dificultad) no siempre ocurre.

Y otro que se ha subido al carro en marcha de esta nueva ola que llamaremos “tatuaje dedicado a hijo para que, de mayor, sepa cuánto le quiero” ha sido Alex Casademunt. El ex triunfito ha pasado por el trance de la aguja para pintarse para siempre en la muñeca la pulsera que llevó su hija, Bruna, mientras estuvo ingresada en el hospital en uno de sus tobillos. La verdad que original es, eso no se puede negar.

Comentarios