No teníais ni idea de que este es el novio millonario de Amaia Salamanca

Amaia Salamanca presentó recientemente en El Hormiguero la campaña “Bikini o bañador” de Women’secret con modelos realmente fascinantes.

Pablo Motos y Amaia Salamanca aprovecharon para hablar de la campaña que se ha realizado en Cuba, y la actriz desveló cómo hay que prepararse para una campaña así. Gran parte del público, que le había perdido la pista a la actriz, se sorprendió de su —para algunos— extrema delgadez.

Además, fue muy comentado un aplaudido vacile de Salamanca al polémico presentador por una inapropiada pregunta sobre el bañador de mujer

Sea como sea, la actriz vuelve a ser noticia al salir a la luz la identidad de su misterioso novio, del que no se sabían gran cosa… hasta ahora.

Se trata de Rosauro Varo Rodríguez, que empezó a hacer sus pinitos en el mundo empresarial organizando fiestas de fin de año con dinero prestado por sus padres, y que aunque acabó la carrera de Derecho nunca ha ejercido como abogado.

Lo suyo, estaba claro, eran los negocios, y a sus 39 años ha cosechado una larga serie de logros profesionales y ha encontrado la estabilidad personal al lado de Amaia Salamanca.

Aunque muchos le conocen como el novio de la actriz, y el padre de sus tres hijos, él tiene una trayectoria empresarial muy destacada aunque no le guste salir en los medios de comunicación.

Aunque Varo no huye de los fotógrafos si le descubren, por lo visto sí se escabulle siempre de las entrevistas: nunca ha dado una, ni tan siquiera para hablar de sus proyectos.

Por lo visto, hace dos años Rosauro Varo hizo uno de sus mejores negocios: junto a su íntimo amigo y socio Javier Hidalgo y la hermana de este, Cristina, vendieron el operador virtual Pepephone del que eran propietarios al operador MásMóvil por 158 millones.

Pero eso no es todo: además, ha invertido en máquinas de rayos UVA, en televisiones locales, en tiendas de ropa infantil y en empresas tecnológicas. Sin dejar el mundo de la hostelería y las fiestas en el que empezó a labrar su fortuna.

También ha invertido en el mundo inmobiliario, y su última apuesta es la plataforma Cabify junto a la que ha creado la sociedad Vector, para gestionar flotas de vehículos a través de las licencias VTC, que permiten a sus conductores ejercer como taxistas privados.

Por lo visto, Amaia Salamanca conoció a Rosauro Varo en el verano de 2010 a través de un amigo común en Ibiza. Desde entonces no se han separado y eso que la vida laboral de los dos es muy complicada.

Aunque no se han casado, que se sepa, sí tienen tres hijos: Olivia, Nacho, y Mateo de entre cuatro y dos años. Viven en Madrid, en una impresionante mansión en La Moraleja, aunque ahora se está haciendo una gran casa en Sevilla cerca del Alcázar —y poseen otra en Marbella—.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios