Novedades en el caso Mario Biondo. El forense asegura que no se suicidó

biondo-informe770

La muerte del marido de Raquel Sánchez Silva sigue siendo noticia tres años después. La Fiscalía de Palermo analiza minuciosamente el informe que el forense Maurizio Cusimano les entregó el pasado mes de junio y del que el experto desvela ahora todos los detalles: “Mario Biondo fue aturdido, golpeado y estrangulado por un tercero”.

El reputado profesor de Criminología y Criminalística asegura que existen una serie de anomalías en la investigación: “La evidencia científica, el análisis de la escena del crimen y el de la actitud del cadáver me hacen creer que la muerte de Mario Biondo no fue un suicidio. Él nunca habría sido capaz de matarse a sí mismo de esa manera. La causa de su muerte sería de asfixia, pero cuidado: no autoinfligida. A partir de la investigación que llevé a cabo hay, por lo menos, tres argumentos en apoyo de mi tesis”.

Para el consultor, la extraña posición en la que se encontró el cadáver de Mario Biondo es un dato que le hace decir con certeza que no se suicidó y para demostrar su tesis están los “análisis de movimiento fuerte y gravitacional” llevados a cabo en el Laboratorio de Ciencias Forenses: “Si Mario se hubiera ahorcado, la biblioteca se habría derrumbado, pero esto no sucedió”, asegura Cusimano. Además, señala que el pañuelo que se encontró alrededor de su cuello no es compatible con las marcas encontradas en él, mientras que el análisis de las fotos de la escena del crimen y el cadáver se notan algunas lesiones sospechosas en las sienes.

mario-biondo

La conclusión del profesor es que Biondo pudo ser aturdido, golpeado y estrangulado, y que en el cuerpo no se encontraron mayores signos de violencia porque el marido de Raquel Sánchez Silva ni si quiera estaba consciente para defenderse. Cusimano apoya la tesis de la familia: Mario fue asesinado. Una tesis que está siendo minuciosamente analizada por la Fiscalía de Palermo desde el pasado mes de junio y que también apoya la famosa criminóloga Roberta Bruzzone.

El operador de cámara italiano Mario Biondo (29) fue encontrado sin vida en el domicilio madrileño que compartía con la presentadora, con la que se había casado en Palermo el 22 de junio de 2012, un año después de enamorarse mientras rodaban el programa Supervivientes en Honduras. Las circunstancias que rodeaban la muerte junto con la autopsia determinaron que se había tratado de un suicidio accidental, una conclusión que la familia de Biondo nunca aceptó. El caso se reabrió en Italia en octubre de 2013 y la Fiscalía incluso llegó a exhumar el cadáver. Dos fiscales italianos se trasladaron hasta los juzgados de Plaza Castilla, en Madrid, el pasado mes de enero, para volver a interrogar a todos los testigos del caso, entre los que se encontraban Sánchez Silva, el empresario Kike Sarasola y la asistenta que encontró el cadáver de Mario, entre otros. En abril, el doctor Paolo Procaccianti, director del Instituto de Medicina Legal del Policlínico de Palermo, finalizó su informe forense sobre la muerte de Mario Biondo con claras conclusiones: “No hay signos de violencia en su cuerpo. Se suicidó”. No obstante, el caso sigue abierto en la Fiscalía.

lavanguardia_g_13990741469-kuqf-u4025079671967ai-992x558lavanguardia-web

Fuente

Comentarios