Pablo Lopez se viene abajo al no girarse en ‘La Voz’ ante una persona muy importante para él

El mundo de la televisión se levantó el miercoles con una gran sorpresa en lo relativo a las audiencias. Y es que la segunda gala de audiciones a ciegas de La Voz, ahora en Antena 3, derrotó a GH DÚO en Telecinco en su particular duelo por la atención del público. Según datos de Kantar Media, la segunda gala del talent show anotó un 22% de cuota de pantalla y una media de 3.413.000 espectadores.

www.antena3.com

Un dato que no sólo supera a GH DÚO en su franja de coincidencia en casi tres puntos y medio millón de espectadores —19,2% y 2.969.000 espectadores—. Además, también lo hace al dato conseguido por La Voz en su última temporada en Telecinco —16,3 % y 2.558.000 espectadores—. No obstante, hay que tener en cuenta que la quinta edición del talent show se emitió en viernes, en vez de en lunes y martes como ocurre en esta ocasión.

La noticia tiene un gran significado de cara al futuro de la televisión tradicional, por dos razones: se demuestra que un programa puede funcionar emitiéndose dos días seguidos. Y, por otro lado, rompe la falacia de la necesidad de estirar el prime time para obtener un buen dato de audiencia.

Pero no es la única sorpresa, ya que el contenido en sí dio mucho de que hablar. Como siempre, las audiciones a ciegas de La Voz generan opiniones muy dispares, ya que por un lado el jurado deja de influenciarse por la apariencia física del cantante, apostando simplemente por su voz y talento musical. Pero por otro lado, los concursantes cantan a las espaldas de su jurado y pierden toda la posible empatía que puedan generar con sus críticos por otros factores.

Por este motivo se generó una situación tan triste como emotiva en el último programa de La Voz, cuando Pablo López, miembro del jurado y exconcursante de la edición de 2008 de Operación Triunfo, no se dio la vuelta al escuchar a Noelia Cano. Esto es significativo porque ella fue excompañera de OT.

Así, cuando Noelia acabó su canción y Pablo López vio a su vieja amiga, con la que había compartido canciones y academia una década atrás, el miembro del jurado se echó las manos a la cabeza. “Pero tío… No jodas”, repetía mientras abrazaba a una Noelia emocionada.

Pablo López se sentía tan mal que lo único que se le ocurrió fue pedirle a la cantante valenciana que se sentara con él durante el veredicto del jurado. “No me da miedo decir que no la he reconocido y eso es lo que me preocupa”, declaró Pablo. “Esto impone mucho”, confesó ella.

“Impone cuando estáis de espaldas… Yo no puedo miraros a los ojos y eso me reprime y te pone de los nervios”, concluyó el cantante. Y razón no le falta.

La cantante explicó que acaba de terminar de hacer tres shows con una compañía en Valencia, y que actualmente trabaja en un parque temático. Pero a pesar de haber sido capaz de construir una carrera musical tras su etapa en OT, no logró convencer al jurado con su interpretación.

Comentarios