Pillada a Letizia haciendo algo muy inapropiado en público pero que hacemos todas en privado

No tiene nada que envidiar a las actrices o cantantes más atractivas y elegantes de nuestro país. La reina Letizia siempre –o casi siempre– acierta con su look, innovando en muchas ocasiones y creando tendencia con sus estilismos. Doña Letizia siempre deslumbra a todos con su belleza, y se lleva la atención de los periodistas y fotógrafos que cubren los actos donde asisten los monarcas.

Pero tal control también tiene su punto negativo, y es que no te puedes equivocar ni en lo más mínimo. Porque, hablando claro, ¿quién no se ha hurgado la nariz en un semáforo? No, no digas que tú no, que también lo has hecho. Es algo instintivo. Pero en el caso de la Reina de España, los instintos tienen que estar controlados al 100% porque siempre hay alguien mirando. Qué coñazo, ¿verdad?

Bueno, vamos al tema que nos perdemos. Don Felipe y doña Letizia visitaban hace unos meses por primera vez Canarias como Monarcas, y entre sus muchos compromisos, acudieron a las sedes del Centro de Cooperación con África de Cruz Roja Española y del Programa Mundial de Alimentos, situado en el Puerto de la Luz y de Las Palmas.

Hasta aquí todo normal, una visita más en sus apretadas agendas. Pero no sabemos si por el calor que hace en Canarias, o el estar todo el día de aquí para allá con el sol en el cogote, hizo que durante la visita a la reina le entrara un picorcillo en sus partes más íntimas y solemnes, que se alivió como todo hijo de vecino: con una buena arrascada. Que síii, que las reinas no hacen esas cosas, pero cuando pica, pica, y no hay otra que arrascarse, aunque sólo sea un poquito y disimulando.

Aquí puedes ver el vídeo del momento picor. 

Comentarios