Quema una hoja de laurel en casa y verás qué ocurre en solo 10 minutos

Antes de que el ser humano recurriese a la farmacología con frecuencia y facilidad, la gente optaba por utilizar remediosmás naturales para tratar sus afecciones, a la vez que fortalecían su sistema inmunitario, la resistencia al dolor y la entereza de su mente. Eso sí, utilizando la medicina para tratamientos de importancia y gravedad, tal y como debe hacerse.

Hoy traemos un método barato y muy efectivo con laurel para relajarte y combatir la ansiedad. Lo único que necesitas es una hoja de laurel. Te lo mostramos a continuación.

youtube

Todos tenemos en mente a las famosas coronas de laurel con las que coronaban los griegos y los romanos a sus más altos mandatarios, pero este no era el único uso que hacían de esta maravillosa planta.Ya por aquel entonces eran conocidos sus efectos calmantes, expectorantes y relajantes que alivian la inflamación y congestión.

youtube

El laruel posee diversos principios activos y aceites esenciales en sus hojas,tales como elcineol.Este poseepropiedadesantibacteriales, antitusivas y anti-bronquíticas.

Por no hablar de sus famosaspropiedades digestivas y hepáticas,capaces demejorar la digestión y reducir los gases cuando se añade en los guisos.Pero hoy nos interesa ellinannool, otro aceite esencial que contienen las hojas, que es precisamente lo que nos ayuda a relajarnos. Y también puede aliviar los dolores decabeza y las migrañas tan difíciles de tratar.

youtube

Lo que tienes que hacer esquemar una hoja de laurel seca sobre un bote o quemador, permitiendo que su humo se distribuya por la habitación.No hay queinhalarlo, deja queperfume la habitacióncomo si fueraincienso.

youtube

Lo másimportante es realizar la quema de forma segura, en una mesa sin objetos, ten en cuenta quela hoja prende con facilidad.Lo mejor es hacerlo sobre untarro con un poco de agua,sujetándola con una pinzas, mejor que con los dedos.

Rápidamente, comenzarás a sentir su poder relajarte, tal y como hacían los romanos.

Fuente

Comentarios