Rescatan lo que creen que es un ángel pero al final resulta ser…

2016-05-03 07.23.02

Elmir Kasek es un pescador filipino que creía que su vida había cambiado para siempre. Como tantas veces, Elmir salió a pescar en su pequeño bote de madera cuando, a pocos metros de la costa, encontró algo que pensaba era un ángel.

La noticia corrió como la pólvora entre los habitantes de Bangai, el pescador Kasek había encontrado un ángel en el mar, era una señal divina. El precioso ángel vestía la tradicional yihab musulmana y estaba llorando, boca abajo, desnuda y cubierta con un pañuelo blanco. Era un milagro.

La noticia del ángel siguió creciendo, hasta que llegó a las oídos de la policía de la capital. Una patrulla se desplazó a Bangai, y después de examinar al ángel en cuestión determinaron que no, no era un ángel, era una muñeca hinchable. 

Un habitante de la zona llamado Iqbal dijo que él lo sabía desde el principio (este es el que más se lo creyó) y que nunca se había tragado lo de la intervención divina. No sabemos por qué no dijo nada. 

Comentarios