Risto Mejide indigna a media España al hablar de su economía familiar

En diez años hemos pasado de que un sueldo de 1.000 euros fuera algo ridículo a dar gracias a los dioses si nos pagan 600 o 700 euros. En este tiempo nadie ha movido un dedo, ni sindicatos ni nosotros, los trabajadores, y el gobierno de Mariano Rajoy ha conseguido lo que parecía imposible: que demos las gracias por tener un trabajo miserable con el que podamos comer.

Los mercados, la macroeconomia, Bruselas, la deuda y más excusas para decirte que ahora eres pobre aunque tengas trabajo. Que aunque te partas el lomo de lunes a sábado es muy probable que no llegues a fin de mes, y lo de ahorrar ni lo sueñes. Y es que, como decía la sultana andaluza y candidata del PSOE, Susana Díaz, los pobres queríamos “una casita en la playa, salir todas las semanas y que nuestros hijos estudiasen en la universidad” y que claro, eso es imposible. Que somos pobres.

El último en abrir la boca y subir el pan ha sido el polémico Risto Mejide, que en una de sus muchas “bocachancladas” ha dicho que su familia era de clase media normal, sin lujos. “Mi madre era psicóloga clínica y mi padre médico”. Pues Risto, si tu familia era de clase media, los demás estamos, con perdón, muy jodidos.

 

Comentarios