Sale a la luz toda la verdad sobre la enfermedad de Kiko Rivera

El misterio continúa en la vida de Kiko Rivera, de 34 años. ¿Se está contando toda la verdad sobre el estado de salud del conocido DJ?

Hace varias semanas fue él mismo quien confesó que sufría una depresión, pero poco después se barajaba la posibilidad de que se había alejado de los escenarios por tener miedo escénico… sea como sea, desde el pasado 4 de mayo los rumores sobre su estado de salud no han parado de aparecer.

Recordemos que, con un comunicado a través de las redes sociales, Kiko Rivera decidió contar a todos sus seguidores el bache que estaba atravesando, hacer borrón y cuenta nueva en sus perfiles públicos y tomarse un descanso profesional.

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

Sin embargo, en las últimas fechas ha aparecido una nueva alternativa: que padece un cuadro de estrés severo y ansiedad.

Además, se indica que la operación de reducción de estómago a la que se sometió durante el verano de 2017 podría ser la causante de esta situación. Como consecuencia de este tratamiento, Kiko estaría comiendo de manera compulsiva, vomitando todos los alimentos que ingiere por la incapacidad de retenerlos.

Aunque la intervención tenía como objetivo menguar su apetito, desde el entorno del DJ se indica que no ha podido abandonar las grasas saturadas, dulces, lácteos y productos elaborados con harina de trigo, los cuales representan una mayor aportación calórica.

De este modo, no habría podido seguir los pasos de su prima, Anabel Pantoja, que también se sometió a la implantación de un balón gástrico, con resultados palpables y positivos: perdió 30 kilogramos en solo unos meses.

Una publicación compartida de Irene Rosales Vázquez (@irenerova24) el

La pareja de Kiko Rivera, Irene Rosales, y su madre, Isabel Pantoja, serían las personas que están más pendientes del estado de salud del DJ. También sus hijos, Francisco, Ana y Carlota, están pasando el máximo tiempo posible con su padre para levantarle el ánimo.

A pesar de las muestras de cariño de sus seres queridos, el artista deberá además someterse a terapias para canalizar las emociones, y también se espera que se inscriba en el Programa de Reducción de Estrés Digestivo.

A pesar del delicado estado de salud, Mediaset y Cuatro confirmaron su presencia en Ven a cenar conmigo gourmet. Dado que la noticia apareció coincidiendo con el resto de informaciones sobre su salud, muchos consideraron que su enfermedad había sido una tapadera para poder desarrollar este proyecto, mientras que otros celebraron que se situación hubiera mejorado notablemente.

Sin embargo, por el momento se desconoce si Kiko Rivera grabó el programa antes o después de anunciar su enfermedad, y es posible que la preparación de la edición se realizara de forma anterior a su anuncio… aunque resulta inapropiado que se emita el programa si uno de los protagonistas sufre una situación tan delicada.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios