Se convierte en un dolor de cabeza para H&M, tras compartir esta imagen probándose unos vaqueros en la tienda

¿Cuántas veces, a pesar de estar seguros de cuál es nuestra talla, hemos descubierto en el probador de la tienda —o, los más valientes, ya en casa— que no nos entraba ni con cinco kilos menos?

13442497_10154210052982482_1897819571878892506_o

Parece que han quedado atrás los tiempos en los que las tallas eran algo universal, y en la actualidad las marcas de ropa no se ponen de acuerdo: lo que para una cadena de ropa puede ser una 40, para otra puede ser una 44. Y los clientes, como es normal, están empezando a quejarse.

Por ejemplo, Ruth Clements, una joven británica que salió a comprar algo de ropa en un centro comercial de Leeds. La joven entró en H&M y acabó probándose un par de pantalones que corresponderían en nuestro país a una talla 44. ¿El problema? Que a pesar de ser su talla, le fue imposible abrocharse los pantalones.

Bastante indignada, la joven decidió publicar lo que le había ocurrido en Facebook, donde su historia se viralizó en cuestión de horas. Esta es la foto con la que ilustró su denuncia:

Y este fue el texto que todo el mundo ha aplaudido:

“Estimado H & M,

He estado ojeando su ropa en la tienda en Leeds y he descubierto un par de pantalones vaqueros. Eran de la talla 16. En realidad me pongo un 14 (raramente también un 16 en los pantalones), así que pensé voy a probármelos. No salió bien.

Como usted sabrá, la talla 16 es la talla más grande que tenéis (a parte del departamento de talla especial).

No soy gorda (no es que debe desempeñar un papel), y aunque mido de 1,80 metros de altura, mi peso es normal. Es debido a mi tamaño, que se me hace muy complicado encontrar ropa que me siente bien, ¿por qué los vaqueros no son de una talla real? Soy demasiado gorda para su ropa normal? ¿Debo aceptar que no puedo comprarme ropa moderna y actual por esto?”

Desde H&M se vieron sobrepasados por la popularidad de la queja de Clements, y acabaron contestándole lo siguiente:

2016-06-17 08.17.12

“Hola Ruth, muchas gracias por compartir sus impresiones. Sentimos mucho su experiencia en nuestra tienda. Siempre queremos que nuestros clientes estén cómodos mientras hacen la compra en nuestra tienda y que se marchen sintiéndose seguros de sí mismos. En H & M hacemos ropa para todas nuestras tiendas alrededor del mundo, así que el tamaño puede variar dependiendo del estilo, corte y material. Valoramos todas las opiniones y discutiremos internamente las cuestiones que usted y otros clientes nos han planteado.”

El mensaje de la joven, en el momento de escribir esto, ya cuenta con casi 80.000 me gusta y miles de comentarios de personas que se identifican con la situación.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os compartimos también el caso de esta chica que se ha convertido en la pesadilla en este caso de Zara, al denunciar que estas sandalias provocan quemaduras en los pies.

Vía Elegí mal día.

Comentarios