Se corona en las redes con un ejercicio de matemáticas que está bien y mal al mismo tiempo

Los exámenes dan mucho juego. Todavía nos acordamos de este chico que hizo la chuleta más épica de todos los tiempos, o de este profesor que se dedicó a trollear —de buen rollo— a sus alumnos dibujando sobre los garabatos que dejaron en los exámenes.

En Twitter se dedicaron hace poco a recordar los comportamientos más absurdos que tenemos a la hora de hacer un examen, pero quien lo ha petado en las redes sociales ha sido un padre que, orgulloso, ha compartido una respuesta errónea de su hijo en un examen. Bueno, errónea… según se mire. Y es que como muy bien dice un comentario, “el enunciado no es claro, y se puede interpretar perfectamente como hizo el niño“. ¡Un crack!

La publicación se acerca ya a los 14.000 retuits, y no es para menos. Juzgad vosotros mismos:

 

Por cierto, que no es el único: aquí hay otra muestra de que los niños tienen una gran amplitud de miras:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios