‘Secuestran’ al vocalista de Rammstein y se le ocurre pedir ayuda en las redes

La broma se le ha ido de las manos a Till Lindemann, el vocalista de la banda alemana Rammstein, que asistió al festival musical Zhará (“Calor”) que se celebró entre los días 27 y 30 de julio en Bakú, la capital de Azerbaiyán.

El cantante, al que le gusta más una polémica que a un niño un caramelo, se fotografió –como hace siempre– con las estrellas de la música pop azerbaiyana y rusa, que también acudieron al festival, sin embargo en todas las imágenes aparecía serio y triste.

Hasta aquí todo normal, pero un usuario compartió las fotografías en su perfil de Facebook donde expresaba su preocupación por el artista. El joven le pedía que, si estaba secuestrado, parpadera dos veces.

Desde entonces, la broma empezó a crecer y crecer, siendo compartida por miles de usuarios, y llegando al mismísimo Lindemann, que, dejando a todos con la boca abierta y el culo torcido, publicaba un vídeo en su cuenta de Instagram con una nota pidiendo auxilio y parpadeando dos veces.

Esto es tomarse las bromas de las redes sociales con humor, y lo demás es tontería.

Comentarios