Según un estudio si eres honesta y directa te quedarás sola sin amigos, como una señora de los gatos

En todo pueblo o ciudad conocemos a una mujer con muchos gatos. Se trata de un tipo de comportamiento tan común que a estas mujeres se las denomina, de manera bastante peyorativa, la “señora de los gatos”. Un comportamiento que ha derivado en un estereotipo que aparece hasta en la serie animada Los Simpsons.

Giphy

En el mundo real, uno de los casos más extremos puede encontrarse en California, Estados Unidos, donde Lynea Lattanzio terminó convirtiendo su obsesión en algo positivo. Esta mujer fundó en su casa The cat house on the kings, un centro especializado en rescatar animales en situación de calle.

Pero volvamos al estereotipo de “loca de los gatos”. En las redes sociales se identifica este tipo de comportamiento con esas mujeres que viven solas, deliberadamente o no, pero la etiqueta suele usarse como amenaza para aquellas personas que no son precisamente la alegría de la huerta.

Ahora, un estudio de la Universidad de Washington en Seattle publicado en Journal of Personality and Social Psychology asegura que las personas que dicen las cosas a la cara, son directas, honestas y prefieren decir la verdad por encima de todo, tienen más posibilidades de terminar quedándose solas y sin amigos.

Giphy

Según el estudio, se debe a que quienes hablan de manera más clara y directa tienen problemas para relacionarse con los demás. No es que esos rasgos impliquen que tienen un problema, pero la realidad es que no a todo el mundo le gusta escuchar la verdad y que las personas sean honestas con ellos.

El mismo estudio asegura que las personas que son más honestas suelen tener menos sentido del humor, una característica negativa para los demás ya que les convierte en alguien con quien es más difícil tratar. Bueno, realmente no es que carezcan completamente de sentido del humor, sino que son más dados al sarcasmo y el humor negro… algo que no muchos aprecian.

Así que si eres una persona directa que dice las cosas con honestidad, es probable que termines siendo toda una “señora de los gatos”, solitaria y sin amigos.

La otra parte del estudio asegura que las personas menos directas —y ojo, porque eso significa también que son menos honestas— son más relajadas, tienen un sentido del humor más normal y se relacionan mejor con otras personas.

Giphy

Personalmente, preferimos ser amigas de alguien que nos diga las cosas como son, y no de una persona que posiblemente nos mienta repetidamente… O quizás es que vemos nuestro futuro como esa “señora de los gatos”, así que puede que nuestra opinión no valga mucho en este caso.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios