Si no te quedan bien los vaqueros ¡es porque no has hecho este truco!

¿Harta de que los vaqueros te queden como una bolsa de patatas? ¿No encuentras unos pantalones que se ajusten a tus piernas? Incluso, ¿has perdido peso y los jeans que antes te quedaban genial ahora te hacen parecer un espantapájaros?

Pues tranquila, que gracias a la web pleatsandruffles.com hemos conocido un sencillo método para que no tengas que tirar esos pantalones que tanto te gustan y que ahora te quedan peor que un niño fumando. Vamos con las fotos, que una imagen vale más que mil palabras.

Primer paso: dale la vuelta a los vaqueros y póntelos. Ahora, con unos alfileres, une la tela sobrante y el lateral. 

Segundo paso: ajusta bien cada zona, no te dejes nada. Aquí ya depende de lo ceñida que te guste llevar la prenda. 

Tercer paso: salta, agáchate, flexiona las piernas y corre si es necesario. Todo es poco para saber que con estos nuevos arreglos te vas a sentir cómoda. 

Cuarto paso: para conseguir un resultado sobresaliente, cose dos pinzas de en la parte posterior para ceñir el vaquero a tu cintura. 

Ya está, ya vuelves a lucir tu pantalón favorito totalmente ajustado a tus piernas. ¡Parece hecho por un sastre! 

Comentarios