“Tengo hernia de boniato”: un enfermero en prácticas recoge las cagadas más graciosas de sus pacientes

Antología del disparate en la consulta del médico.

Ser médico es una de esas profesiones que puede dar para escribir varios libros con la cantidad de anécdotas que se pueden llegar a dar. Por ejemplo, algo muy común y que da mucho juego es que la gente no se acuerde del nombre exacto de un medicamento, o repetir incorrectamente —aunque con mucha convicción— el nombre de una dolencia porque no recuerdan el nombre real.

Giphy

En esa línea, un estudiante de cuarto de medicina se ha dedicado a recopilar algunos de los mejores gazapos que los pacientes cometen durante sus prácticas, y lo ha petado en las redes. Iñaki ha contado que se trata de una tradición que comenzó su padre en una libreta maravillosa, y que se ha convertido en una antología del disparate a la que se han sumado más profesionales en Twitter.

Twitter

El hilo de Iñaki recoge errores de pacientes, personas mayores o gente simplemente un poco despistada que ha olvidado o que prefiere recordar a su manera el diagnóstico de los médicos… atención, porque algunas de las meteduras de pata son simplemente asombrosas.

Esperamos que os gusten:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que una tuitera ha descubierto la razón histórica por la que los médicos escriben tan mal, y todo el mundo ha perdido la cabeza.

Fuente

Comentarios