“Tiene que haber un cómplice” Sale a la luz una nueva teoría que implicaría a una tercera persona en el crimen de Gabriel

Según informa el medio ‘La Nueva España’, una segunda teoría sobre el asesinato del pequeño Gabriel Cruz a manos de Ana Julia Quezada estaría cobrando fuerza entre los investigadores del caso. Víctor Márquez, miembro del Colegio de Criminólogos de Asturias, mantiene que el móvil de la asesina no fueron los celos que sentía por la relación de Gabriel con su padre, sino el económico: “El móvil económico cobra fuerza tras saberse que la familia Quezada vive en una casa de lujo en la República Dominicana, aunque la madre haya dicho que ha vendido la vivienda”.

¿De dónde sacó el dinero Ana Julia para comprar esa casa? Pero no es sólo eso; la mujer también tenía una deuda de más de 35.000 euros, algo por lo que se sospecha que “intentase convencer al padre de Gabriel de que ofreciese un rescate muy cercano a esa cantidad, hace pensar que todo fue premeditado para cobrar un rescate”.

Pero el criminólogo va más allá, y lanza un último detalle que, de ser cierto, daría un giro radical al caso: “Tiene que haber un cómplice, una persona que iba a cobrar el dinero de alguna manera, ante la imposibilidad de hacerlo ella”. Y afirma que esa persona quizá se encuentre en la República Dominicana, de donde procede la mujer, cuyos antecedentes penales no constan a las autoridades españolas.

Comentarios